De Miguel, en declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, ha reconocido que esa situación “no tiene pinta de ir a cambiar” ya que el PSOE, ha dicho, está “regalando ayuntamientos a los independentistas” y “haciendo pactos con Bildu y el PNV en en un momento tan delicado como este”. “Si cambia de criterio ya veríamos, pero no parece que vaya a cambiar”, ha añadido.

La portavoz naranja en la Comunidad Autónoma ha explicado que se abstuvo en la votación que la dirección nacional de Ciudadanos llevó a cabo este lunes sobre la estrategia impulsada por su presidente, , de no facilitar la investidura de Sánchez porque para ella “no era el momento de plantear dudas” sobre dicha estrategia.

“No quería que se hiciera esa votación, creía que no era el mejor momento porque es como decir que la responsabilidad la tiene Ciudadanos. La responsabilidad de formar gobierno la tiene Pedro Sánchez, que ha recibido el mandato del Rey y es el que tiene que tener las iniciativas”, ha continuado.

Sin embargo, ha mostrado su “respeto” a “todas las opiniones” que se vertieron en el encuentro de la dirección nacional. “Con algunas coincido más, con otras menos, pero eso se queda ahí”, ha apostillado, lamentando que el contenido de esas reuniones ya no sea privado.

Con respecto a la salida del partido del secretario general de Programas y Áreas Sectoriales y portavoz adjunto en el Congreso, , Orlena de Miguel ha manifestado el “máximo de los respetos, cariño e incluso admiración” por él.

La portavoz en Castilla-La Mancha ha manifestado que Roldán “ha hecho un trabajo estupendo” y lo ha definido como “un auténtico crack”, aunque ha explicado que discrepa en “alguna de las formas y en el fondo” de las razones que éste ha expresado para justificar su salida de Ciudadanos.