Ha sido en declaraciones a los medios antes de presidir el acto conmemorativo del Día Europeo del 112, donde el consejero también ha dicho que en 2018 se recibieron aproximadamente un millón y medio de llamadas, de las cuales el 50 por ciento son procedentes, es decir, “que verdaderamente hay una emergencia que hay que atender”.

“Todos los años vamos aumentando el número de llamadas procedentes y, en consecuencia, vamos reduciendo el número de llamadas que no lo son”, ha incidido Ruiz Molina, quien ha afirmado que a lo largo del día se suelen recibir en la sala del 112 algo más de 4.000 llamadas.

Conscientes de la importancia que tiene el servicio del 112, ha recalcado, el Gobierno regional “hace un esfuerzo de dotar de más recursos humanos y materiales a este servicio”.

Dicho esto, ha comentado que a lo largo de la legislatura el Gobierno autonómico ha aumentado el presupuesto de la Dirección General de Protección Ciudadana en más de un 15 por ciento.

Además, ha confiado en que en el mes de marzo esté lista la nueva plataforma tecnológica que da soporte a la actividad del 112, ya que la existente “está obsoleta” después de 18 años y por lo tanto —ha puntualizado el consejero— “hay que adaptarla a las nuevas tecnologías”, algo que supondrá una inversión superior a los 7 millones de euros.

“También estamos en plena construcción de un centro de respaldo para que si la sala dejara de funcionar por algún motivo de carácter técnico, tener otra sala para que en ningún caso se pueda interrumpir un servicio que consideramos esencial”, ha continuado.