El secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, , ha considerado que el de su partido que se reúne este miércoles en será una “oportunidad fantástica” para poder “debatir con honestidad y seriedad” el conflicto interno, al tiempo que ha reconocido que en la formación hay “una fiebre que ha subido la temperatura, al menos la de las declaraciones”.

En una entrevista con Radio Castilla-La Mancha recogida por Europa Press, ha pedido a los dirigentes de Podemos tener los debates “más hacia adentro que hacia afuera”, asegurando que la “gran asignatura pendiente” de Podemos es “cómo resolver los problemas”.

“Creo que la gente, la militancia de Podemos, no está entendiendo y no comparte que después de que en Andalucía las derechas se estén rearmando nosotros estemos en este tipo de disputas”, ha indicado.

PREFIERE QUE ASISTA ERREJÓN

Preguntado por la posible presencia de Íñigo Errejón en la cita de este miércoles tras haber dejado el acta de diputado y haberse alineado con la marca de Manuela Carmena para aspirar a la Comunidad de Madrid, García Molina ha aseverado que su preferencia es que “todas las voces estén presentes”, ya que si no “los debates serán más sesgados”.

En su opinión, en el debate tiene que estar presente “todo el mundo que tenga algo para aportar soluciones”, de manera que todo el que pueda aportar algo, como es el caso de Errejón, “tiene que estar presente”.

“Tenemos una tarea, armar proyecto, consolidar, pensar de manera cooperativa y decir que esta —la izquierda— es mejor opción que la derecha, como ha pasado en Andalucía”, ha aseverado.