De este modo se ha pronunciado , preguntado durante la rueda de prensa que ha ofrecido en las Cortes regionales por el comunicado que el pasado lunes remitió a los medios Llorente, en el que, entre otras cosas, pedía hacer autocrítica y que “este tipo de decisiones se debatan y voten en el de Podemos Castilla-La Mancha y se sometan a consulta de la ”.

Luego de asegurar que las declaraciones de su compañero de grupo “han causado mucha sorpresa”, ha añadido que “las cosas del partido se hacen en el partido y no en la prensa”.

“Todos estamos sometidos a mucha presión, pero cuando uno toma la decisión y lo hace unánimemente en el y en el Grupo Parlamentario, hay que ser valiente. Hay que tener coraje y no arrugarse en momentos como estos. No es lo más adecuado”, ha señalado.

García Molina, que preguntado sobre si Llorente puede estar recibiendo presiones ha defendido que éstas son “las mismas” a las que están sometidos todos los integrantes de Podemos, —tanto los diputados como los integrantes del Consejo de Coordinación—, se ha manifestado sobre el hecho de hacer autocrítica, como pedía su otro compañero de grupo, y ha dicho que al provenir “de la universidad y las Ciencias Sociales” es algo que lleva haciendo desde que tiene 18 años y que si no lo hiciera “estaría perdido”.

“Una cosa es hacer autocrítica y otra fustigarse. Uno hace autocrítica cuando ha hecho las cosas mal, no pero cuando las ha hecho como las ha hecho siempre. El año pasado se decidió aprobar los presupuestos en el Consejo Ciudadano, en el Consejo de Coordinación y en el Grupo Parlamentario y nadie pidió consultar a los inscritos”, ha afirmado García Molina, que ha añadido que este año han actuado “en los mismos términos” y por tanto no entiende por qué “‘a posteriori’” Llorente afirma que habría que haber realizado dicha consulta.

Sobre el hecho de que Llorente, en el artículo remitido a los medios, haya asegurado haber conocido el rechazo a los presupuestos una hora antes de la votación, ha apuntado que “no fue así” y ha vuelto a reiterar que la decisión estaba tomada por unanimidad en el Consejo de Coordinación y en el Grupo Parlamentario. “Otra cosa distinta es que hayamos esperado hasta el último minuto para ver las posibilidades de que el PSOE se diera cuenta de que ese camino no y negociase. Pero no lo hizo y lejos de negociar se dedicó a insultarnos”, ha lamentado.

En este punto, ha vuelto a decir que Castilla-La Mancha no tiene presupuesto por la “irresponsabilidad el Gobierno y sus modos de funcionamiento”, y tras asegurar que “siempre están dispuestos a hablar”, ha advertido de que “no cualquier presupuesto y no de cualquier manera”.

Dicho esto, ha insistido en que el Gobierno, que gobierna “solo pero no en mayoría”, no ha querido leer las señales que desde que rompieron el acuerdo de investidura le han estado enviando. “Quien no las haya leído es que estaba en Babia pero no en Castilla-La Mancha, ni atendiendo a lo qué estaba pasando en la región”.

El líder regional de la formación morada ha vuelto a denunciar “las presiones muy fuertes de casi todo el mundo” que están teniendo. “Del propio Gobierno, del PSOE, de medios de comunicación, de colectivos inducidos obviamente por el Gobierno para que retirásemos nuestras enmiendas y no siguiéramos con la hoja de ruta”, ha asegurado García Molina, que ha repetido que estas formas “que rallan lo mafioso, son graves”.

PROPUESTA DEL PP

De otro lado, y preguntado por la posición del PP, que pide al Gobierno regional que “rompa con Podemos” y apueste por la “mayoría social”, el secretario regional de Podemos ha dicho que es “legítimo” y que es el PSOE y García-Page los que deben decidir su hoja de ruta.

Y es que García Molina ha insistido en que lo que haga el Gobierno tendrá que decirlo él, añadiendo que tiene “tres opciones”. “Con nosotros, pero así no. Con el PP, y entonces ellos se aclararán. O nuevas elecciones. Que decida el Gobierno nosotros estaremos preparados para las tres”, ha concluido.