, preguntado en una entrevista en CMM que recoge Europa Press por si le preocupa que esta iniciativa prospere, ha recordado que en Podemos, “cuando se tiene alguna duda” se pregunta al ; si se tienen más dudas se pregunta al y se toman decisiones; y si se tienen “muchas dudas” se acude a la Asamblea, es decir a todos los inscritos en Podemos Castilla-La Mancha. “Y esas decisiones son sagradas”.

“Cuando dijimos que sería bueno entrar en el hicimos todos esos pasos. Se hizo una consulta ciudadana y más del 80 por ciento de los inscritos dijeron sí. Obedecimos lo que se dijo en la Asamblea. Quién hace otra cosa tendría que explicar porqué va en contra de una decisión tan mayoritaria y desoye el mandato de la asamblea”, ha insistido el líder regional de la formación morada.

Preguntado sobre si ha limado asperezas con el otro diputado regional de Podemos , ha asegurado que “no es cuestión de asperezas”, y tras admitir que “hay diferencia de criterios”, ha insistido en que las cuestiones importantes se abordan en el Consejo y luego en la Asamblea, y “a quién no lo haga habrá que preguntarle porqué no lo hace”.

Respecto a la demanda por acusaciones de machismo que trabajadoras del Grupo Parlamentario de Podemos han interpuesto contra el diputado David Llorente, García Molina ha afirmado que no se trata de un problema de política sino que es “un problema particular de Llorente con trabajadoras de las Cortes”, y que sobre esta cuestión el Consejo Ciudadano “no tiene nada que decir”, pues “ha de arreglarse por otros cauces”.