En declaraciones a los medios de comunicación previas a su participación en el ciclo Abril Republicano, organizado por la asociación Ciudadanos por la República de Cuenca y en el marco del cual ha dictado la ponencia ‘La Transición contada a nuestros padres’, Monedero ha subrayado que España “se acostó franquista y se levantó demócrata”. “Eso tiene una herencia que, a veces, se expresa en estas desafortunadas sentencias”, ha insistido.

Tras lamentarse de que haga falta “más que cinco hombres grandes, agresivos, en un portal oscuro para identificar que hay intimidación”, se ha preguntado “qué más necesitan las mujeres” y ha advertido sobre el “problema de fondo” que supone, a su entender, el que las mujeres en España “siguen siendo culpables” como demuestra, a su juicio, el hecho de que, “cuando se expresaba que la víctima estaba bajo los efectos del alcohol, había gente que lo quería presentar como culpa de ella, no como un agravante para los violadores”.

Con todo, ha aseverado que las manifestaciones que se sucedieron una vez se hizo pública la sentencia, representan una “señal” de que la democracia “está cambiando”. “Hay una España antigua, rancia, casposa que se está marchando”, ha manifestado, al tiempo que ha valorado como una “señal de optimismo en mitad de esta enorme tristeza” la reacción de “millones de mujeres jóvenes en las calles diciendo que ha sido una violación, reclamando una justicia a la altura del siglo XXI”.