Los días 28, 29 y 30 de junio el casco histórico de este pueblo albergará un Mercado Tradicional con el ambiente de antaño, ha informado la organización en un comunicado.

Todos los participantes se vestirán con la ropa que habrían usado hace cien años y no sólo venderán sus creaciones, sino también estarán trabajando en sus puestos, mostrando la destreza y el cariño con los que realizan sus piezas.

Así, habrá demostraciones de encaje de bolillos, alfarería y talla de piedra, y estarán tejiendo o transformando cuerno y hueso en cucharas, cuchillos o peinetas.

Se esperan unos treinta puestos con una amplia oferta de cosas hechas a mano como cerámica y alfarería, bolsos de cuero o de tela, juguetes de madera o de cartón piedra, abanicos, lámparas de vidrio o de madera y muchas cosas más.

Además, varios puestos ofrecerán joyería en macramé, alpaca, madera, cerámica o papel. Todos los artesanos traerán sus herramientas para personalizar un regalo, hacer pequeños cambios o realizar pedidos especiales.

Para los más pequeños habrá talleres de artesanía, juegos de mesa, una noria y cuentacuentos. Tres trovadores tocarán instrumentos tradicionales, acompañando a los malabaristas y personajes cuando pasen por el mercado en zancos o bici y por las noches habrá un espectáculo de fuego.

El mercado abre el viernes a las 19.00 horas. El sábado y domingo el horario será de las 11.00 a 14.00 y de 19.00 a 23.00 horas.