La ministra de Hacienda, , ha confirmado este viernes que Castilla-La Mancha está entre las regiones que cumplen con el objetivo del déficit en 2018, al registrar el 0,36% del . El objetivo para las comunidades autónomas para el pasado año era del 0,4%.

En la rueda de prensa posterior al , Montero ha destacado el esfuerzo de todas las comunidades autónomas, y ha destacado que 15 regiones cumplen el objetivo y cinco de ellas con superávit presupuestario: Canarias (+2,05% del PIB), País Vasco (0,68%), (0,55%), (0,17%), (0,05%). Extremadura registró estabilidad presupuestaria.

Por el contrario, el resto de regiones registraron déficits: Andalucía (-0,41%), Aragón (-0,32%), (-0,39%), (-0,05%), Castilla-La Mancha (-0,36%), y (-0,23%), Cataluña (-0,44%), (-0,16%), (-1,34%), (-0,27%) y (-1,29%).

En una rueda de prensa posterior, el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas de Castilla-La Mancha, Juan Alfonso Ruiz Molina, ha destacado que la región ha reducido el déficit un 75 por ciento desde el inicio de la legislatura, al pasar de un déficit de 605 millones de euros en 2015 a una cifra de 149 millones en 2018, lo que, además, le ha permitido cumplir con el objetivo de estabilidad presupuestaria fijado para el año pasado para las comunidades autónomas.

Así lo ha puesto de manifiesto Ruiz Molina en una rueda de prensa en la que ha informado del informe sobre el grado de cumplimiento del objetivo de déficit del ejercicio 2018 que la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas elevó al Consejo de Gobierno esta semana para su toma en conocimiento.

Tal como ha puesto en valor el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, los datos que se recogían en este informe son “totalmente coincidentes” con los que ha dado a conocer hoy el Ministerio de Hacienda, al estar certificados por la Intervención General de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y por la Intervención General del Estado.

El dato del déficit, ha indicado, es consecuencia del buen comportamiento que han tenido tanto los ingresos no financieros como los gastos no financieros que ha venido gestionando la Comunidad Autónoma a lo largo de este ejercicio. Por lo que se refiere a los ingresos no financieros, el grado de ejecución ha sido del 96 por ciento. Por su parte, el grado de ejecución de los gastos no financieros ha sido del 95 por ciento.

EL DÉFICIT PÚBLICO

De su lado, en su rueda de prensa, Montero ha confirmado que el déficit público cerró el año pasado en 31.805 millones de euros, el equivalente al 2,63% del PIB, y ha indicado que el Gobierno tratará de reducirlo este año al 2% del PIB a pesar de la dificultad para contar con Presupuestos.

Durante su comparecencia, la ministra ha detallado que el Ejecutivo le ha remitido este viernes a los datos de la ejecución presupuestaria de las administraciones públicas del año pasado y su compromiso de reducirlo al 2% este año.

En concreto, el déficit del conjunto de las administraciones públicas cerró el año pasado en 31.805 millones de euros, cifra un 11,4% inferior a la del ejercicio anterior (4.098 millones menos) y la más baja desde 2007, lo que equivale al 2,63% del PIB, por debajo de la previsión del 2,7% que tenía el Gobierno, pero por encima del objetivo del 2,2% del PIB marcado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Esta reducción del déficit permitirá a España salir del procedimiento de déficit excesivo en el que lleva inmerso desde el año 2009, ha indicado Montero, que ha destacado que se trata de una “magnífica noticia” porque “da mayor credibilidad” al país y hace que la reducción del déficit no sea “tan urgente”, sino que ahora lo prioritario será la deuda y la regla de gasto.

Montero ha destacado que el dato de déficit de 2018 es “mejor de lo esperado” y pronosticado por el , el , , y su reducción se debe a que la economía mantiene su “fuerza” y la aceleró en la segunda parte de 2018, a lo que se suma la mejor gestión en el gasto de intereses de deuda y el aumento de ingresos de la Seguridad Social.

Además, Montero ha recalcado que se ha conseguido una “fuerte” reducción del déficit primario (descuenta intereses), ya que ha pasado de 6.086 millones a 1.490 millones el año pasado, un 75,5% menos.

En términos de Contabilidad Nacional, los ingresos aumentaron un 6%, hasta los 26.613 millones de euros, por encima del alza de los gastos, que crecieron un 4,7%, hasta los 22.515 millones de euros.

De esta forma, los recursos no financieros de las administraciones públicas se elevaron un punto y representaron el 38,9% del PIB, todavía seis puntos por debajo de la UE y 8 inferior a la zona euro, mientras que el gasto se situó en el 41,5% del PIB, medio punto más que el año anterior, pero por debajo del 47% de la zona euro.

SUBE EL DÉFICIT DE LA SEGURIDAD SOCIAL Y BAJA EN ESTADO

Por administraciones, el Estado registró un déficit de 18.121 millones de euros, un 15,8% menos (la mayor reducción entre las administraciones), lo que equivale al 1,5% del PIB, un 0,35% menos respecto al 1,85% del año anterior.

Mientras, el déficit de las comunidades autónomas se redujo hasta los 2.810 millones de euros, un 33,6% menos que en 2017, al tiempo que en términos de PIB se situó en el 0,23%, un 0,13% inferior a la del ejercicio anterior.