“Desde el punto de vista crediticio de las regiones, a primera vista sería positivo”, afirmó Blázquez, apuntando que una medida así contribuiría a la “normalización” de la deuda de las comunidades autónomas. “A priori no podemos decir que sea negativo”, añadió.

En este sentido, la experta considera que la condonación en sí misma sería posible “siempre y cuando existan detrás unos mecanismos exhaustivos de control del déficit a futuro” para evitar la acumulación de nueva deuda.

Asimismo, la analista advirtió de la importancia de poner en contexto la medida, analizando “qué parte de la deuda corresponde a una infrafinanciación de las CCAA”.

“La combinación de menos endeudamiento y más control es algo que analizaremos y luego decidiremos qué haremos con los ratings”, sentenció.

DEUDA CATALANA INSOSTENIBLE SIN RESPALDO ESTATAL.

Por otro lado, la analista de Moody’s ha señalado que la aplicación del artículo 155 en Cataluña representa un refuerzo del apoyo estatal a la comunidad autónoma, subrayando que sin este respaldo la calidad de la deuda de las regiones españolas, no solo Cataluña, sería “insostenible”.

“Sin ese apoyo estatal, la calidad intrínseca de la deuda de las CCAA sería muy baja”, añadió Blázquez.

Ante la posibilidad de una cambio en el sistema de financiación de las comunidades autónomas, la experta ha señalado que la introducción de un régimen foral tiene “beneficios e inconvenientes”, ya que por un lado se cuenta de flexibilidad fiscal y autonomía financiera, mientras que “por otra parte hay que ser muy buen gestor”.

Asimismo, Blázquez añadió que cualquier reforma del régimen de financiación autonómica deberá negociarse en conjunto con el resto de regiones, lo que implica dificultades añadidas.