La responsable del Área de Mujer de la formación de izquierdas, , ha explicado a los medios de comunicación que las mujeres no necesitan “un favor” en las zonas rurales, sino “empleo, independencia económica y ayuda para la conciliación”.

Ha criticado igualmente que esta nueva ley solo distinga entre dos categorías de mujer rural, empresarias o trabajadoras, “cuando la FAO las engloba en hasta nueve categorías” como asalariadas, temporeras o trabajadoras en explotaciones familiares que no son del cónyuge.