Un total de 167 mujeres de nueve comarcas diferentes de las cinco provincias de Castilla-La Mancha se han formado ya en el programa de ‘Liderazgo y Gestión Empresarial’ desarrollado por la Universidad de la Mujer Rural, que inició su andadura en 2015 y que este año ha culminado su tercera edición.

Unos datos que han sido destacados por la directora provincial de la Mujer en Toledo, Charo Navas, que esta mañana intervenía en el acto de clausura de la tercera edición de la Universidad de la Mujer Rural junto al presidente de Eurocaja Rural, Javier López, así como el gerente de la Fundación de esta entidad, , y el director del área de pymes de la Escuela de Organización Industrial, , entidades que organizan este programa formativo, en colaboración con el , dirigido a mujeres del ámbito rural empresarias, trabajadoras por cuenta ajena, autónomas y emprendedoras.

La directora provincial de la Mujer ha recalcado que este “excelente” programa de desarrollo del talento y el liderazgo de las mujeres rurales “es un ejemplo de sólida colaboración entre las instituciones públicas y el sector privado que, con estas casi 200 mujeres de la región formadas en sus tres ediciones, se ha convertido ya en una herramienta imprescindible para nuestras mujeres en la mejora, diversificación y difusión de sus negocios y empresas”.

Esta tercera edición de la Universidad de la Mujer Rural, que hoy celebraba en Toledo su clausura y entrega de diplomas, se ha desarrollado en los municipios de (Toledo), del (Cuenca), (Albacete) y (Ciudad Real), como sedes comarcales, donde se han formado en total 65 mujeres del ámbito rural de distintas localidades de estas zonas, como en el caso de que ha contado con la participación de 17 mujeres de Toledo capital, Fuensalida, y el propio .

Las dos ediciones anteriores de la Universidad de la Mujer Rural tuvieron sus sedes comarcales en los municipios toledanos de Talavera de la Reina y Madridejos, así como en Campo de (Ciudad Real) Torrejón del Rey (Guadalajara) y (Albacete).

Charo Navas, que ha expresado el deseo del de Castilla-La Mancha “de poder continuar colaborando en otras muchas futuras ediciones de la Universidad de la Mujer Rural”, destacaba “la fuerte alianza” que el Instituto de la Mujer mantiene con la la Mancha “no solo a través de este proyecto, sino en muchos otros”.

Y en este sentido incidía en “la importancia de la cooperación y colaboración entre las administraciones públicas y el sector privado, ya que como todos sabemos los recursos son limitados especialmente en el ámbito rural”.

La directora provincia ha querido recordar que el Mancha se sumó a colaborar con el programa de la Universidad de la Mujer Rural “desde el inicio, porque sus objetivos están en plena coincidencia con nuestras líneas prioritarias de trabajo: el empoderamiento de las mujeres en el medio rural, el fomento de su autonomía y la diversificación de su economía”.

Los resultados logrados “año a año” en estas tres ediciones de la Universidad, ayudando a las mujeres del ámbito rural de la región a formarse en conocimientos, competencias y actitudes para mejorar su vida profesional e impulsar su autonomía económica, han sido puestos en valor por Charo Navas, puntualizando cómo dicho programa “se suma a los esfuerzos y numerosas actuaciones que desde el Gobierno regional venimos desarrollando para apoyar y fomentar el emprendimiento femenino en las zonas rurales”.

Iniciativas como el programa formativo llevado a cabo desde la Universidad de la Mujer Rural, según concluía la directora provincial de la Mujer, “facilitan la visibilización de las mujeres, su desarrollo personal y, sobre todo, ponen en funcionamiento fórmulas de trabajo en las que se establecen redes y alianzas entre las propias mujeres”.

Por su parte, el presidente de Eurocaja Rural, Javier López, ha agradecido tanto “al Gobierno regional, a través del Instituto de la Mujer, así como a la EOI y a la propia Fundación de Eurocaja que hayan puesto a disposición de las mujeres estas herramientas, acercándoles una formación de altura a sus zonas rurales, donde ellas desempeñan su trabajo aportando valor a la economía”.