La muestra, comisariada por el historiador , recorre la vida y obra de ambos pintores, -maestro y alumno-, a través 43 obras inéditas acompañadas por los documentos, cartas, fotos y catálogos que conformaron lo que pudo ser su imaginario creativo a lo largo de su carrera artística.

Durante la inauguración, Carrascosa ha destacado que esta exposición tiene mucho que ver con diferentes líneas de actuación del Plan Estratégico, como la de “convertir el Museo de Ciudad Real-Convento de la Merced en una de las referencias del arte contemporáneo de la región y la recuperación y revalorización de nuestros artistas ilustres, a veces olvidados y otras muchas desconocidos por nuestros paisanos”.

Asimismo, ha agradecido a la familia de ambos creadores su generosidad “al prestar estas obras”, al tiempo que ha destacado que “este rasgo, el humano, era también una característica inherente a la personalidad de ambos artistas”.

Como agradecimiento por colaboración y el esfuerzo ofrecido por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Asociación Cultural Amigos de la Sierra de San Vicente donará a Castilla-La Mancha una obra de cada uno de los pintores protagonistas de la exposición para formar parte del Museo de Ciudad Real, ha informado la Junta en un comunicado.

Además Jesús Carrascosa ha destacado la importancia para el mundo de la cultura de la colaboración entre lo público y lo privado, “algo indispensable para llevar adelante proyectos, rentabilizando los escasos recursos que tenemos, y que contemplamos, como no, en el Plan Estratégico de Cultura”.

La exposición, en la que también han colaborado para su realización diversas entidades como la el Museo Sefarad-Israel y el Ayuntamiento de Hinojosa de San Vicente (Toledo), cerrará sus puertas en el museo ciudadrealeño el 14 de julio.