Guadalajara, 9 de abril de 2018.- La directora del , Araceli Martínez, ha puesto de manifiesto la necesidad de recuperar la figura y la lucha desarrollada por históricas feministas, porque “necesitamos referencias para seguir avanzando” en el camino hacia la igualdad.

En este sentido, ha destacado la importancia de contar con figuras motivadoras que contribuyan a que la lucha feminista no decaiga “en momentos difíciles como éste en el que estamos viendo que el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que tanto trabajo ha costado sacar adelante, se ha hecho añicos en un segundo”, en referencia a la falta de dotación presupuestaria por parte del a dicho Pacto.

Del mismo modo, se ha referido a los “retrocesos sociales” que están teniendo lugar en un momento en el que “la percepción de la violencia de género se naturaliza entre las personas más jóvenes, y donde empiezan a confundirse actitudes violentas hacia las mujeres como son la prostitución o los vientres de alquiler con una falsa libertad de elección”, ha afirmado.

Martínez se ha expresado así durante su participación en la presentación del libro “La mujer que dijo basta. La larga lucha por la igualdad y contra la violencia de género en España”, escrito por la periodista y escritora y que otorga un especial protagonismo a la histórica feminista . El acto, organizado por el colectivo Arrebol, a quien Araceli Martínez ha agradecido la iniciativa, ha contado con la presencia tanto de la escritora como de la protagonista del libro, que han hecho un recorrido por la lucha feminista desde el año 1970 a la actualidad.

La directora del Instituto de la Mujer, que ha apostado por la necesidad de unidad de acción del movimiento feminista, ha agradecido el trabajo de la autora “que permite dar visibilidad a luchas que de otra manera quedarían silenciadas” y se ha referido a Ana María Pérez del Campo señalando que es considerada “un referente para todas las mujeres, para todas las personas feministas que creemos que es necesario implicarnos para construir una sociedad mejor y más igualitaria”.

Araceli Martínez se ha referido también al último asesinato machista ocurrido hoy en , que ha condenado enérgicamente. “El asesinato es la forma de violencia de género más dramática, más trágica, más irrecuperable” ha afirmado y ha insistido en la necesidad de “generar leyes, implementar actuaciones y, sobre todo, trabajar desde la infancia para construir la igualdad y evitar todo tipo de violencia de género, también la de los actos cotidianos”.