En el último medio año “no se ha avanzado prácticamente nada en la negociación colectiva en la provincia, el único convenio que se ha firmado ha sido el de Textil, seguimos en la situación de bloqueo en la que estábamos. Desde que está FECIR la situación de bloqueo se mantiene.

Hay siete convenios colectivos sin firmar, algunos de ellos es el quinto año de negociación como el de Aguas o Aceites, y hay otros ocho convenios cuya vigencia acaba el 31 de diciembre de 2016.

Ciudad Real, 1 de diciembre de 2016. En una rueda de prensa previa, Sánchez de los Silos ha señalado que la provincia de Ciudad Real es la que está teniendo “más problemas” en la negociación colectiva, es donde “quedan más convenios pendientes, algo tendrá que ver en esto la patronal de Ciudad Real”.

“Basta ya de los años en los que los trabajadores y trabajadoras hemos sufrido las consecuencias de la crisis, basta ya de que nos quiten salarios y derechos. Tenemos que hacer una negociación colectiva a la ofensiva, para CCOO la negociación colectiva es el eje central de la acción sindical y es esencial que a través de ella podamos empezar a recuperar los derechos perdidos, las condiciones laborales y los salarios que se han devaluado tanto en los últimos años”.

Así, Sánchez de los Silos ha señalado que en la negociación para el próximo año además de los incrementos salariales, queremos incorporar cláusulas en materia de empleo, contratación o para combatir la discriminación y la desigualdad, así como otras medidas que permitan recuperar derechos.

Respecto a los incrementos salariales para el próximo año, ha recordado que estamos proponiendo en la negociación del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) una subida de los salarios de entre el 1,8% y el 3% para que los trabajadores y trabajadoras puedan recuperar el poder de compra y se pueda reactivar el consumo.

En el caso de Castilla-La Mancha esta subida tiene que ser superior para poder superar la brecha salarial histórica con el resto del país.

El responsable regional de Negociación Colectiva ha indicado que CCOO estamos trabajando en el conjunto de la región preparando las plataformas para los convenios colectivos para dar a la negociación colectiva el impulso que necesita, y ha anunciado que el próximo el 12 de enero tendrá lugar un acto sindical en el que se presentarán estas plataformas.

Por su parte, Muñoz ha denunciado que “se están sacrificando los salarios de los trabajadores y trabajadoras para que los empresarios puedan obtener la rentabilidad que desean”.

En el tejido empresarial en la provincia hay muchas empresas con menos de seis trabajadores y trabajadoras lo que supone que no tenemos representación sindical y esto es “muy negativo”, ha manifestado Muñoz, quien ha subrayado que en las empresas donde hay sindicatos “hay más control y se respeta la negociación colectiva mínima fijada”.

Y en aquellas otras donde hay más de seis trabajadores y sí podemos tener representación sindical, la movilidad de los trabajadores y trabajadoras de una empresa a otra, el que se salga del desempleo para comenzar a trabajar genera una situación de inseguridad a las plantillas que dificulta que el sindicato entre en las empresas.

Por ello, ha afirmado Muñoz, “tenemos que seguir trabajando para que el sindicato esté en los centros de trabajo y para que la negociación colectiva tenga más fuerza, pero para ello necesitamos el respaldo de todos los trabajadores y trabajadoras”

“Es de justicia que acabemos con ese modelo de crecimiento agotado, con los recortes que venimos sufriendo y que recuperemos derechos, salarios y condiciones laborales”.

Por su parte, Cervantes ha lamentado que en el último medio año “no se ha avanzado prácticamente nada en la negociación colectiva en la provincia, el único convenio que se ha firmado ha sido el de Textil, seguimos en la situación de bloqueo en la que estábamos. Desde que está FECIR la situación de bloqueo se mantiene.

Ha explicado que sigue habiendo siete convenios colectivos sin firmar, algunos de ellos es el quinto año de negociación como el de Aguas o Aceites, y hay otros ocho convenios cuya vigencia acaba el 31 de diciembre de 2016, los cuales ya están denunciados para que podamos iniciar la negociación. Es decir. 15 convenios colectivos sobre un total de 21 que hay en la provincia.

“Con esta patronal resulta muy difícil avanzar y que haya una negociación colectiva en condiciones en la provincia”, ha concluido Cervantes.