En declaraciones a los medios tras el discurso en el debate de investidura de García-Page, Nicolás se ha mostrado confiado en que la legislatura arranque “con consenso en las grandes cuestiones que tienen que hacer que Castilla-La Mancha siga en la senda de la mejora”.

“Siempre estaremos dispuestos a que Castilla-La Mancha mejore”, ha dicho, celebrando que tanto patronal como sindicatos han sabido “dejar al margen asuntos personales” en favor de la región.