El director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Joaquín Cuadrado, ha explicado hoy que la activación del Sistema de al Ciudadano de Castilla-La Mancha por la superación de los niveles de ozono en la ciudad de Cuenca el pasado miércoles por la noche se debió a un fallo del sistema de control y comunicación de datos de la estación de medición que se intentará subsanar hoy mismo.

Cuadrado ha indicado que la alerta, que duró escasamente una hora, se debió por tanto a un fallo técnico y no a un incremento real delos niveles de ozono en la atmósfera, fenómeno que por otra parte no es habitual en Cuenca.

En definitiva, el director provincial de Agricultura, Medio Ambiente y Agricultura ha asegurado que no hay razón para preocuparse por la calidad del aire que se respira en Cuenca.