El director gerente de Aeca-ITV, Guillermo Magaz, ha señalado que este es un paso “importante contra el absentismo”, puesto que un 20% de los vehículos no pasa la ITV, un dato que se intensifica en las furgonetas de ‘última milla’ (40%), motocicletas (43%) y ciclomotores (58%).

Desde el 11 y hasta el 17 de noviembre, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el resto de policías locales y autonómicos prestarán “especial atención” al adecuado mantenimiento y puesta a punto de todos los elementos de seguridad del vehículo, como son los frenos, neumáticos, frenos, luces, señalización o parabrisas dañados.

La DGT apunta que en 2018 el porcentaje de vehículos implicados en accidentes con víctimas, en vías interubanas, con la inspección caducada en el momento del accidente, oscila entre un 3% en los autobuses, el 5% en turismo, 7% en motocicletas, 9% en furgonetas y un 10% en los camiones hasta 3.500 kilogramos.

Las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos españolas llevaron a cabo la revisión de 25,3 millones de vehículos durante el año 2018. Del total de vehículos inspeccionados, más de cuatro millones no superaron a la primera inspección obligatoria (16,1% del total), lo que supone que casi uno de cada seis vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Los defectos graves más comunes fueron los de alumbrado y señalización (24,1%); ejes, neumáticos y suspensiones (21,7%); los relativos a frenos (14,7%); y por exceso de emisiones contaminantes (13,3%).