En su opinión, esta nueva orden viene a beneficiar a clínicas privadas de fuera de la región a costa de la sanidad castellano-manchega mientras, de otro lado, no se activa el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid.

Con esta orden “se impide la posibilidad de que pacientes de la región no podrán ser atendidos en la sanidad pública de otras comunidades autónomas”. Con todo, se ha preguntado “qué intereses hay” para que “de tapadillo, un Lunes Santo, se dicte una orden para beneficiar a unas clínicas privadas y en detrimento de los profesionales públicos”.

El dirigente ‘popular’ ha recordado cómo el “ha cercenado el convenio sanitario con la Comunidad de Madrid” en esta legislatura, y hoy “no sólo no lo aplican, sino que se van a ir a la privada madrileña en detrimento de la pública”.

“¿Por qué un castellano-manchego no puede ser atendido en el hospital de La Paz, en el o en el Ramón y Cajal?”, ha cuestionado Robisco, quien ha considerado que de esta manera se trata “de manera cruel” a los pacientes castellano-manchegos.

Ha sugerido Robisco que “el problema de las listas de espera y su maquillaje tiene algo que ver” con esta nueva decisión, tomada “con nocturnidad y alevosía para beneficiar a alguien”.