Los nuevos conciertos, tanto el que abarca la prestación de asistencia sanitaria en territorio nacional, como el que cubre a los mutualistas destinados o residentes en el exterior —de cuya asistencia se encargará DKV— suponen un incremento de la prima fija del 4,5%. Una cuantía que permite la sostenibilidad del modelo así como incorporar los nuevos servicios con que el Gobierno está completando la cartera común del Sistema Nacional de Salud (SNS), según ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

El nuevo acuerdo pivota en dos grandes pilares: la aplicación de las nuevas tecnologías y la flexibilidad en la gestión. Entre las novedades, figuran los avances en la implantación de la receta electrónica en el ámbito privado, que empezará a ser una realidad en 2020. Y se mantiene, dada su buena acogida por los mutualistas, el doble periodo de cambio ordinario de entidad (enero y junio), que puede solicitarse tanto electrónicamente con Cl@ve, certificado digital o DNI electrónico, como en las oficinas de Muface, o también por correo postal.

Asimismo, de acuerdo con lo rubricado en el Concierto, se van a dar los primeros pasos para la creación de una Carpeta Personal de Salud, que incluirá los informes médicos y resultados de pruebas del paciente, y se iniciarán los trabajos para la puesta en marcha de un comparador de medios ofrecidos por las distintas entidades aseguradoras. Igualmente, se mantienen, como norma general, los mismos niveles asistenciales ofrecidos en el anterior concierto.