Este acuerdo, firmado en la sede del Gobierno regional de la capital toledana con los dirigentes de CCOO, UGT y Cecam —Paco de la Rosa, y Ángel Nicolás—, sucede al primer Plan Extraordinario de Empleo del Ejecutivo autonómico, que ha servido para crear 52.000 empleos.

Este plan conllevará medidas específicas para colectivos vulnerables y parados de larga duración, dando continuidad a las ayudas presentes en el plan precedente para contratar a personas que han agotado prestaciones, medidas para el colectivo de mayores de 45 años, el Plan Garantía + 55 o un nuevo .

Entre sus novedades dentro de tres ejes y nueve medidas se plantea un ‘Cheque Transición’ a empleo ordinario para jóvenes, una bolsa de empleo para jóvenes cualificados, incentivos a la contratación indefinida, ayudas para cambiar temporalidad por contratos indefinidos y cuantías destinadas a ampliar contratos temporales a contratos a tiempo completo.

“UN DOCUMENTO CLAVE”

García-Page ha destacado este documento “como clave”, aseverando que hará que en el resto del país “se pregunten la razón por la que aquí ya son tres años pactando todo lo relevante para la recuperación social”.

El líder del Ejecutivo ha celebrado que la región “está creciendo” en indicadores como la creación de empresas en el primer trimestre “mientras la media nacional baja”.

“Esto me permite decir lo que planteamos desde el primer día, que la recuperación económica tiene que ser global y fundamentalmente desde el ámbito privado, lo que se complementa de políticas públicas”, ha enfatizado.