El nuevo Plan de de Castilla-La Mancha incluye el incremento de la dotación de recursos y la puesta en marcha de nuevos programas asistenciales específicos, como la creación de una en Talavera de la Reina y Hospitales de Día Infanto-Juvenil en y Ciudad Real, tal y como ha indicado la directora general de Planificación, e , María Teresa Marín.

Marín ha detallado hoy en rueda de prensa en Talavera de la Reina las líneas y objetivos del nuevo Plan de Salud Mental 2018-2025, acompañada por el delegado de la Junta en la comarca, ; la directora provincial de Sanidad, Prado Arriero; y la coordinadora del Plan de Salud Mental de Castilla-La Mancha, .

La directora general ha explicado que el nuevo Plan plantea numerosos retos para poder consolidar y aumentar la red de atención existente, contando con la participación de profesionales y expertos, asociaciones y también con la participación en primera persona de las personas usuarias de la red.

A este respecto, y dentro de la ampliación de recursos prevista en el nuevo Plan se encuentra también la creación de tres residencias comunitarias, con un total de 120 plazas y cuatro viviendas supervisadas, con un total de 24 plazas, así como el incremento del número de plazas en Unidades de Media Estancia, nuevos programas preventivos en comunidad y la creación de Centros de Día para personas con trastorno mental grave.

Según ha indicado, más del 60 por ciento de las medidas que recoge el Plan, en cuanto al incremento de recursos, se van a iniciar a lo largo de este ejercicio, tal y como queda recogido en el Plan de Acción 2018 que se aprobará próximamente y en el que se incluye la puesta a disposición de los usuarios de 85 de estas nuevas plazas residenciales.

En relación al Área de Talavera, y al margen de la creación de la Unidad de Media Estancia, la directora general ha señalado el posible incremento de plazas en viviendas supervisadas a lo largo de la vigencia del Plan. Además, ha precisado que ya este año se han licitado siete plazas de residencias sociosanitarias comunitarias para esta área, destinadas a personas con trastorno mental grave mayores de 55 años.

Cuatro ejes

Marín ha insistido en que el nuevo Plan de Salud Mental 2018-2025, que supondrá la consolidación del modelo de atención comunitaria, se compone de cuatro ejes, diez líneas estratégicas y 60 acciones específicas.

Así, según ha explicado, el primer eje apuesta por un cambio de modelo orientado hacia la humanización de la asistencia y de las instituciones, recogiendo acciones y estrategias dirigidas a proteger, promover y respetar los derechos humanos de las personas con problemas de salud mental.

Por otra parte, el segundo hace referencia a los servicios de asistencia integral, completos, integrados y con capacidad de respuesta; el tercero se centra en la sostenibilidad, la promoción y la prevención; y el cuarto, incluye la gestión del conocimiento en Salud Mental.

“En base a estos cuatro ejes pretendemos avanzar hacia una atención integrada y de trabajo en red, con un enfoque comunitario y de recuperación de los pacientes”, ha apuntado Marín, quien ha precisado que para ello se incidirá en la realización de planes de inserción sociolaboral y la incorporación de pacientes en la atención a iguales a través del programa profesional experto por experiencia.

De otro lado, y con el objetivo de caminar hacia un modelo sostenible, flexible y adaptado a las necesidades de las personas, el nuevo Plan de Salud Mental plantea la creación de equipos interdisciplinares de intervención en primeros episodios psicóticos y el refuerzo de los programas de atención a la salud mental perinatal, atención temprana y en el ámbito escolar.

Refuerzo de la coordinación interinstitucional

La directora general de Planificación, Ordenación e Inspección Sanitaria ha insistido en que el nuevo Plan refuerza la coordinación interinstitucional y la sinergia entre todos los sectores implicados, con la creación de diferentes órganos de participación y el desarrollo de estrategias, como la de prevención del suicidio, y la extensión a todas las áreas de la comisión de primeros episodios psicóticos.

Asimismo, ha destacado la inclusión de la perspectiva de género en salud mental y el fomento de la colaboración y la continuidad asistencial, a través de la promoción de los en Atención Primaria para el afrontamiento del malestar asociado a problemas de salud mental y fomento de la autonomía, el cuidado de la salud física en personas con patología mental grave o la promoción de hábitos de vida saludable.

María Teresa Marín ha resaltado, finalmente, el carácter participativo del nuevo Plan de Salud Mental ya que en todas las fases de elaboración y desarrollo del documento se ha contado con la colaboración de personas, familiares y profesionales.