A preguntas de los medios, ha recordado además que él mismo lleva un año y medio reclamando la puesta en marcha de la Mesa del Agua de Castilla-La Mancha —que se reunirá finalmente el 31 de enero—, al tiempo que ha pedido respetar la postura que salga de ese escenario en el que están representados todos los agentes afectados por las políticas hídricas más allá de las posturas partidistas.

“Espero que el 31 de enero arranquen los trabajos para tener una postura común no de PP y de PSOE, sino de todos los afectados. Dejemos a la mesa tomar la postura en su conjunto. Todo lo demás es una artimaña y ruido del PSOE, que quiera alargar una polémica que le va bien electoralmente pero que le va mal a Castilla-La Mancha”, ha advertido.

El ‘número dos’ de los socialistas castellanomanchegos ha replicado momentos después alertando de la gravedad de la PNL de Vox, “en la que dice que el Tajo es de ”. Por ello, ha insistido en que el PP de Castilla-La Mancha solo tiene dos opciones, “votar con el PSOE” en defensa de los intereses hídricos de la región “o votar con Vox y con ”.

“Mientras el PP y Núñez puedan escurrir el bulto, Vox les está ganando la partida”, ha apuntado, lamentado que los dirigentes del PP de la región hagan “seguidismo de Vox y de Casado” en vez de defender el agua para Castilla-La Mancha.