El presidente del , , no ha aclarado el sentido del voto de los seis diputados castellano-manchegos en el Congreso ante la Proposición No de Ley presentada por su propio Grupo Parlamentario en la que piden, entre otras cosas, no facilitar la entrada de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía en la Comisión de Explotación del trasvase Tajo-Segura.

En una entrevista con Europa Press, Núñez ha marcado alguna distancia con el discurso nacional de su partido en materia hídrica, reconociendo discrepancias con los planteamientos de Génova, los cuales circunscribe en la normalidad. “Habrá tiras y aflojas hasta que haya un pacto nacional por el agua”.

El líder ‘popular’ sí ha querido dejar claro que la estrategia de su formación, más allá del argumentario nacional, es la de “anteponer los intereses de Castilla-La Mancha a todos los demás”.

Por ello, en referencia a la Proposición No de Ley planteada por el Grupo Popular en el y en la cual instan a no favorecer que los municipios ribereños se sienten en la mesa del trasvase, ha dicho que el PP autonómico “nunca estará en contra de que una provincia de la región o unos municipios dejen de estar en una mesa en la que se toman decisiones que le afectan”.

“No podemos estar a favor de que los ribereños no estén en esa mesa. Nuestro discurso en materia de agua es claro”, ha aseverado Núñez, si bien ha evitado aclarar si los seis diputados que representan por parte del PP a Castilla-La Mancha en la Cámara Baja se saltarán la disciplina de voto toda vez que haya que pronunciarse sobre la PNL presentada en el Congreso en este sentido.

Así, se pronunciará “cuando llegue el momento”. “No lo aclaro. Discutiremos dentro de la casa qué posición tiene que tener el partido y el porqué. Cuando llegue ese momento, lo discutiremos”.

CONVERSACIONES CON GARCÍA EGEA

El presidente ‘popular’ ha desvelado que ya ha tenido conversaciones al respecto con el secretario general de su partido, , a quien le ha trasladado “cuál tenía que ser la posición del PP de Castilla-La Mancha” en el debate hídrico.

En este sentido, ha recordado las palabras del vicesecretario de Comunicación de los ‘populares’ castellano-manchegos, , justo un día después de registrarse la PNL en el Congreso, primera vez en la que el PP regional marcó distancias con la formación a nivel nacional. “Serrano marcó la posición. No fue un verso suelto de mi partido, fue el vicesecretario de Comunicación”, ha insistido.

Núñez circunscribe el debate en la normalidad, ya que las “discrepancias” en el argumento no es algo que se limite al PP. “La posición del PSOE también es complicada. No hay más que ver lo que dice Ximo Puig en o lo que dice la ministra Teresa Ribera. Y defiende a los murcianos como yo defiendo a los castellano-manchegos. No consentiré que el presidente de Murcia defienda a los murcianos y no hacer yo lo mismo con los castellano-manchegos”.

A su juicio, la solución pasa por un pacto nacional para que el agua “deje de ser un elemento arrojadizo y politizado”, toda vez que “el PSOE nunca ha querido solucionar la polémica porque electoralmente le ha dado votos y ha preferido mantener la tensión”.

“Hay que dejar de hacer demagogia y sentarse a analizar cuál es la situación del agua, sabiendo que cuando se toman decisiones habrá que encajar todas las posiciones”, argumenta, reconociendo que tras la discusión, ninguna de las partes podrá llevarse “el cien por cien” de sus reivindicaciones.