El presidente del de Castilla-La Mancha, Paco Nuñez, ha avanzado hoy su intención de ceder gran parte de las políticas sociales para que puedan ser gestionadas directamente por los colectivos y entidades del porque son el mejor aliado de la administración pues así lo demuestra su experiencia en la prestación de servicios sociales.

Así lo ha señalado Núñez durante la reunión que ha mantenido esta tarde en con la Junta Directiva del con Discapacidad (CERMI) de Castilla-La Mancha. Un encuentro destinado a recoger las principales ideas de esta entidad para su posterior incorporación al proyecto con el que el Partido Popular concurra a las elecciones del próximo mes de mayo, con el fin de que sea “el programa electoral de la sociedad castellanomanchega”.

“Yo voy a apostar en un modelo para las políticas sociales en el que las asociaciones y las entidades que trabajan en el mundo social y con las personas con discapacidad tengan el protagonismo del día a día de la gestión de actividades sociales y para ello hay que dotarlo de los recursos necesarios y la reglamentación necesaria”, ha explicado Núñez.

Según ha señalado, “las administraciones públicas tenemos que trabajar para garantizar una vida normalizada para las personas con discapacidad y que cualquier discapacidad no sea un elemento que pueda restar capacidades”. Para lograr que Castilla-La Mancha sea una región “de vanguardia en materia social”, ha indicado, es necesario “eliminar barreras, mejorando la empleabilidad de estas personas y trabajando para dar protagonismo al tercer sector”.