Así lo ha indicado Núñez en una entrevista en el diario El País recogida por Europa Press, donde ha querido recalcar que la ya expresidenta “ha marcado un antes y un después” en el PP castellano-manhcego.

A lo largo de la entrevista, Núñez hace un alegato sobre “mejorar el orgullo” de los castellano-manchegos. “No presumimos de lo que tenemos. Esta región tiene tantísimo que ofrecer y yo creo que no le sacamos el partido que tiene”, añade.

Pone como principal prioridad mejorar la sanidad y que, en contra de lo que asegura la oposición y a diferencia de su predecesora, él no defiende la privatización. “Yo creo en un modelo público pero gestionado por los propios profesionales de la sanidad”, explica.

Habla de que este mandato con Emiliano García-Page al frente va a ser “una legislatura perdida y un proyecto agotado y fracasado”. “Page es un presidente entregado a las manos de , que es ahora quien gobierna en la región a través de la boca de Page, con unas políticas nefastas para España y Castilla-La Mancha” asegura, añadiendo que Sánchez “ha pactado con filoetarras, venezolanos y separatistas”.