“Si se decide modificar la situación actual del IBI, nos parece legítimo, pero no nos parecería justo que se pensara solo en la Iglesia Católica para hacer esto”, ha precisado el secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), , este jueves durante la presentación de los datos de la X de la Iglesia en la Declaración de la Renta.

En todo caso, ha asegurado que los obispos están “dispuestos a dialogar” y ha subrayado que esperan “poder reunirse con el Gobierno” para hablar de los asuntos que afectan a la Iglesia y que han saltado a “la plaza pública”.

En este sentido, ha precisado que la exención del IBI no solo afecta a la Iglesia sino también a otras confesiones y entidades no lucrativas, en base a una triple legislación: Ley de Mecenazgo, Ley de Haciendas Locales e Impuesto de Sociedades.

Además, ha reivindicado estas ayudas del sistema fiscal. “Cómo no pensar que es un buen criterio del gobernante facilitar que estos templos, centros de acción social, colegios, locales, lugares de valor patrimonial, artístico, que estos bienes de interés cultural, tengan ayuda por parte del sistema fiscal de un Estado”, ha subrayado.