Ha sido el Grupo Popular de la Institución provincial el que, a través de un comunicado, ha dado a conocer dicha sentencia que es firme y contra la que no cabe recurso. En ella se explica que Martínez Chana firmó un decreto en el que además de cesar al que, en ese momento, era el conductor de la Presidencia de la Diputación, le asignó un nuevo puesto dentro del parque móvil de la Diputación.

La decisión de Martínez Chana se basaba en un Real Decreto que recoge la “libre designación con convocatoria pública consistente en la apreciación discrecional por el órgano competente de la idoneidad de los candidatos en relación con los requisitos exigidos para el desempeño del puesto”.

No conforme con esta decisión, el trabajador interpuso ante el Juzgado número 1 de Cuenca un recurso contencioso-administrativo contra la Diputación Provincial de Cuenca, solicitando que este cese no se llevara a efecto, dada la falta de motivación existente por parte del presidente de Institución provincial.

Según el PP, el magistrado del juzgado conquense considera que en el cese del conductor de la Presidencia “nada alude a la pérdida de confianza, a la falta de idoneidad profesional del mismo para el desempeño del puesto para el que fue nombrado”.

“Al contrario, ha desempeñado las funciones de dicho puesto con lealtad a la Diputación y al presidente, obedeciendo sus órdenes y las del jefe del parque móvil, con quienes siempre ha colaborado, sin haber tenido jamás ningún problema profesional o personal con ellos o con sus compañeros”, explica la sentencia.

Considera de igual modo que dicho cese obedece “a un cambio meramente personal, por el cambio del presidente de la Diputación, algo que no puede ser aceptado de acuerdo con la doctrina establecida a tal respecto por la Sala de Albacete y seguida por este Juzgado”.

De ahí que haya “dejado sin efecto el cese de dicho conductor, al que se le debe reponer a su puesto de trabajo con todas las consecuencias inherentes a dicho pronunciamiento, tanto desde el punto de vista económico como administrativo”.

Ante lo relatado, el Grupo Popular en la Diputación considera que este “revés” judicial para Martínez Chana “no es más que un ejemplo de su falta de planificación y del conocimiento del funcionamiento interno de la institución”.

De igual modo, consideran que se trata de “una falta de respeto a la profesionalidad de un funcionario de la casa al querer relevarlo de sus funciones simplemente para favorecer a otro y sin motivación alguna”.