El y el coleccionista Roberto Polo han suscrito hoy un protocolo de colaboración que hará posible que una selección de 445 obras de la colección de este filántropo pueda verse a partir de febrero de 2019 en las ciudades de Cuenca y .

El acto de firma del acuerdo entre el consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto, y Roberto Polo ha tenido lugar en el Palacio de Fuensalida presidido por el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

En su intervención, Felpeto ha destacado que “a partir de hoy, damos los primeros pasos para contar con una importante colección que integra obras desde la mitad del siglo XIX hasta el siglo XXI, que tienen en la actualidad una escasa representación en otras colecciones españolas”.

Ha explicado que, según este acuerdo, “será una concesión con una duración de 15 años, y que puede implicar, en el futuro, una donación voluntaria a la ” y ha concretado que será “una colección en principio, de 445 obras que podrán verse en Toledo y en Cuenca, cuya tasación solo a efectos de seguros importa 368.128.300 euros”.

Respecto a la exposición de las obras, ha señalado que en Toledo se mostrará una parte de la colección Roberto Polo en de y en los espacios que puedan concretarse en un futuro en la antigua Biblioteca de El Miradero; en tanto que en Cuenca, se habilitará el edificio del Archivo Histórico Provincial, si bien, temporalmente, se establecerá en la .

“El conjunto de los espacios junto con la colección exhibida conformarán el Centro de Arte Moderno de Castilla-La Mancha”, ha resaltado el consejero.

Así, ha precisado que a finales de febrero de 2019, la colección Polo se encontrará instalada en el Convento de Santa Fe en Toledo, en su integridad, y la Casa Zavala, en Cuenca; y después, el 31 de diciembre de 2023 habrá de estar disponible para la exhibición de la Colección el Archivo Histórico Provincial de Cuenca y deberá resultar posible la ampliación de las instalaciones en Toledo en espacios por determinar del edificio El Miradero.

Para la gestión de la colección ha detallado Felpeto, se va a crear la , “con fines estrictamente culturales, es decir, sin ningún ánimo de lucro, con un capital fundacional de 30.000 euros”.

Mientras se llevan a cabo los trámites administrativos oportunos para la creación de la Fundación, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha encomienda la realización de las acciones necesarias a la y, dentro de sus competencias, la propia Junta posibilitará la recepción, custodia y seguro de las obras según los estándares al uso en el mundo museístico internacional.

En sus palabras, Felpeto se ha referido a Roberto Polo, como “un hombre que tiene esta tierra en su memoria del corazón, un hombre que ama el arte y la cultura, alguien que mira al futuro desde la innovación, la audacia y la modernidad, pero que sabe muy bien que todo tiene su base en la tradición porque, de la nada, nada sale”.