Ayna (Albacete), 3 de mayo de 2017.- La consejera de Fomento, , ha manifestado que las obras de emergencia en la carretera CM-3203 estarán consolidadas y finalizadas durante este verano. “Se está desarrollando en plazo y a un ritmo adecuado para asegurar el talud de la roca vertical, de 160 metros de altura”, ha añadido.

García ha explicado que “había que actuar de forma rápida, ya que era una situación de emergencia y desde el Gobierno regional se ha actuado de forma paulatina priorizando por encima de todo la garantía de seguridad de los vecinos y usuarios de la carretera. El esfuerzo siempre es poco cuando se trata de garantizar la seguridad de las personas, en este caso de Ayna”.

Según ha avanzado la consejera de Fomento, “se descartan desprendimientos y ya no hay peligro”, una vez que ya se ha consolidado la pared principal del talud y colocado la malla que prevenga cualquier otro incidente. Durante el tiempo que duren los trabajos, se habilitará un carril, como se ha hecho hasta el momento, para aquellas circunstancias de necesidad o emergencia y facilitar la rutina de los vecinos y vecinas.

García ha realizado estas declaraciones durante su visita a las obras de emergencia en la CM-3203, entre los puntos kilométricos 58 y 59, a la salida de la localidad de Ayna en dirección a de la Sierra.

La consejera ha estado acompañada en la visita hasta la localidad albaceteña por el director general de Carreteras y Transporte, ; el delegado de la Junta de Comunidades en Albacete, ; el alcalde de Ayna, ; y técnicos y operarios de la empresa que está ejecutando los trabajos.

El Gobierno de Castilla-La Mancha invertirá 1.551.508,81 euros para la realización de estos trabajos, para los que se ha estimado un plazo de ejecución de cinco meses.

Refuerzo y consolidación del talud

Las actuaciones comenzaron con la retirada del material procedente del desprendimiento, así como continuarán con la estabilización del talud mediante la realización de trabajos de colocación de malla de triple torsión 8x10-16 para proteger frente a los posibles desprendimientos de rocas, colocación de red de cable de acero 400x400/10 en paños de 6x4 metros para contener los bloques de mayor tamaño o la instalación de pantallas dinámicas de 5.000 kilojulios y 8.000 kilojulios de capacidad de absorción de energía y siete metros de altura, que funcionarán como una segunda línea de defensa a modo de ‘colchones amortiguadores’.

Estas últimas pantallas cumplirán una doble función, por un lado disminuir la superficie a tratar con red de cable y, por otro, servirá como segunda línea de defensa en el caso de que se produjera algún fallo en algunos de los sistemas anteriores.

En aquellos lugares en los que fuera necesario un refuerzo adicional se instalarán bulones de refuerzo de hasta 10 metros de longitud, mientras que la última actuación consistirá en el gunitado, con mortero de cemento, de limpieza de la zona del talud más cercana a la carretera, que se completará con la retirada de los bloques de piedra y la reparación de los daños ocasionados en el almacén aledaño.

La carretera de Ayna se encuentra cortada al tráfico y así permanecerá mientras se desarrollen los trabajos, para lo que ha sido necesaria la declaración de emergencia y por Resolución de la consejera de fecha 27 de diciembre de 2016, cuando se autorizó a la Dirección General de Carreteras y Transportes que de forma inmediata encomendara los trabajos encaminados a resolver esta incidencia. El 28 de diciembre, la Dirección General de Carreteras y Transportes encomendó a la empresa estos trabajos.