Según el informe climatológico mensual de la AEMET, de acuerdo con el periodo de referencia (1981-2010), el mes de octubre tuvo una temperatura media en el conjunto de España de 17,2ºC, lo que supone 1,3ºC más de lo normal, lo que sitúan a esta treintena como el decimotercer octubre más cálido desde 1965 y el noveno más cálido del siglo.

Por zonas, octubre resultó cálido o muy cálido en la mayor parte de la Península, si bien mostró un carácter normal en algunas zonas de y del oeste de Andalucía. En resultó cálido en Mallorca y Menorca y normal en , mientras que en el archipiélago canario resultó cálido en su conjunto.

Las anomalías más altas, cercanas a 2ºC se registraron en el este de Cataluña, sur de , este de y , en puntos de Castilla-La Mancha y del centro y este de Andalucía.

El mes tuvo una primera quincena marcada por temperaturas superiores a los valores normales y la segunda semana la anomalía positiva fue mayor. El día 15 las temperaturas quedaron por debajo de los valores normales, pero se recuperaron ligeramente los días 18 y 19 para volver a bajar después. Durante los días 20 al 24 debido al paso de varios frentes y la presencia de la DANA se produjo un brusco descenso térmico hasta que las temperaturas se situaron muy por debajo de lo normal.

Las máximas más altas se registraron durante la primera semana y se llegó a 35,5ºC en Sevilla/aeropuerto el día 7; a 35,3ºC en aeropuerto y Tenerife Sur, los días 1 y 2; así como 35,2ºC en el aeropuerto de el día 1. En el observatorio de Izaña (Tenerife) el día 1 se alcanzaron 24,6ºC, lo que supera en 0,3ºC el anterior máximo histórico de las máximas para un mes de octubre desde 1920.

Por el contrario, las mínimas bajaron hasta -1,1 ºC el día 21 en el de Navacerrada; a -0,5 ºC el día 21 en Salamanca; a 0ºC en Izaña el mismo día y a 0,3ºC el día 22 en .

También hubo récords de temperaturas máximas más bajas, ya que en la estación de () se registró una máxima de 14,6ºC, la máxima más baja desde que en 1946 comenzó a acumular datos.

SECO PESE A LA DANA Y LAS BORRASCAS

Por otro lado, la AEMET ha explicado que octubre fue un mes seco, con una precipitación media de 63 litros por metro cuadrado, lo que supone un 81 por ciento de lo normal, que son 78 litros por metro cuadrado en el periodo de referencia.

Lo más significativo en cuanto a las precipitaciones fue la “muy desigual” distribución en el espacio y en el tiempo. En concreto, afectaron con mayor intensidad a Cataluña, regiones cantábricas, Galicia y Baleares, donde el mes ha resultado húmedo. Incluso en el oeste de Mallorca, en y este de , en una pequeña zona del suroeste de La Coruña y en una extensa área que abarca la mitad oeste de Cataluña y el noreste de Aragón, resultó “muy húmedo”.

Por el contrario, octubre fue seco muy seco en el cuadrante suroeste y zonas del interior peninsular y de Valencia.

Así, ha llovido por encima de lo normal en el conjunto del mes en extensas áreas del cuadrante noroeste peninsular, en Cataluña, noreste de Aragón, , oeste de Baleares, Canarias occidental, y en algunaspequeñas zonas del centro y sureste peninsular.

De hecho, la AEMET destaca que en el extremo nordeste de , en una extensa área del oeste de Cataluña, en el suroeste de La Coruña, se han duplicado los valores normales de precipitiación. Incluso se han triplicado en el sur de .

Por el contrario, no ha llovido ni las tres cuartas parte del valor normal en el cuadrante suroeste, en zonas del Sistema Central y en gran parte de la comunidad valenciana, Castilla-La Mancha, Andalucía y Canarias, siendo en zonas del centro y oeste de Andalucía, al este de Canarias y en la isla de El Hierro, donde no se ha alcanzado ni el 25 por ciento de los valores normales.

En el tiempo también fue irregular la distribución de las lluvias, ya que los primeros diez días fueron escasas, y apenas se superaron los 30 litros por metro cuadrado en un área entre el País Vasco y noroeste de . Del 10 al 20 de octubre, sin embargo, las precipitaciones se extendieron a todo el territorio y las más intensas se registraron en el tercio norte de la Península y en el sistema Central.

Esos días se acumularon más de 40 litros por metro cuadrado en zonas del norte y del sur de Castilla y León, Pirineos, y regiones cantábricas, así como en algunos puntos del norte de la provincia de y de la isla de La Palma. En Galicia y diversas áreas de Asturias se superaron los 100 litros por metro cuadrado e incluso en una zona del suroeste de La Coruña acumularon más de 300 litros por metro cuadrado.

Finalmente, la AEMET ha indicado que los últimos diez días del mes las precipitaciones fueron “abundantes” al principio en Cataluña y Baleares y después ya en todo el territorio, incluidos ambos archipiélagos.

De hecho, en un área entre Lérida y , así como en el extremo nordeste de Gerona se acumularon más de 150 litros por metro cuadrado, sobre todo el día 22.

Por último, las precipitaciones acumularon el día 22 en Cataluña hasta 108 litros por metro cuadrado en Reus/aeropuerto; 86 litros por metro cuadrado en Gerona-aeropuerto; 79 litros por metro cuadrado en y 78 litros por metro cuadrado en Lérida.

También destacan los 77 litros por metro cuadrado del día 23 en Santander y los 75 litros por metro cuadrado el día 19 en Santander. A lo largo del mes, en el observatorio de Lérida se han acumulado 78 litros por metro cuadrado, lo que supone un récord para este observatorio desde 1983.