El doctor Juan Gálvez, del servicio de Oftalmología del , ha visitado recientemente los campamentos saharauis, como viene haciendo desde 2008 como integrante de una comisión médica que asiste dos veces al año para prestar atención oftalmológica y mejorar así las condiciones de salud de sus habitantes.

En los campamentos de Smara, El Aaiún, Auserd, Daghla y Bojador, ubicados en suelo argelino, viven actualmente alrededor de 150.000 exiliados, en una situación precaria y con una atención médica “muy limitada” en humildes ambulatorios. El equipo que compone esta comisión, integrado por cuatro oftalmólogos, cinco enfermeros, un anestesista, un logista y un técnico, procedentes de hospitales de toda España, se desplaza durante doce días a la zona en cada una de sus visitas.

En este tiempo, “muy limitado”, realizan fundamentalmente cirugía de catarata, aunque también operan estrabismo, glaucomas o traumatismos oculares. En muchos casos, explica Juan Gálvez, “acuden pacientes con cataratas completas, blancas, en los dos ojos, y tenemos que priorizar operando a los más necesitados”. Cada jornada se hacen de media 15 operaciones, dependiendo de la complejidad de las mismas y el número de quirófanos disponibles.

Se hacen consultas en los diferentes campamentos y se prepara el parte de quirófano de lo que se operará al día siguiente. Para llevar a cabo esta labor cuenta con la colaboración de un equipo de enfermeras y personal local, y son ayudados en tareas de traducción e interpretación por jóvenes que hablan castellano gracias a las estancias que desde hace años permiten a niños saharauis pasar el verano en España. Estos jóvenes, además, colaboran como enfermeros de instrumentación.

Sobre la necesidad de este tipo de iniciativas, “si no existieran las comisiones, la situación para los refugiados sería muy mala”, ya que sólo se atienden casos muy graves, como perforaciones oculares, que se derivan a , merced a un convenio entre .

Por este motivo, anima a participar en este tipo de iniciativas, con las que recibes “lo primero, la satisfacción por hacer algo que quieres”, y destaca la cordialidad del equipo de voluntarios y “la hospitalidad y el agradecimiento que nos demuestra el pueblo saharaui, con quien tenemos una deuda”.

El proyecto, dirigido por el oftalmólogo , se enmarca en el trabajo que viene realizando Médicos del Mundo desde hace más de 20 años en los campamentos saharauis, acompañando a sus habitantes en sus duras condiciones de vida como exiliados en la Hammada argelina.

Precisamente fueron las Comisiones Oftalmológicas el primer proyecto que desarrolló Médicos del Mundo en esta zona, en 1995. Posteriormente se ha actuado en el apoyo a la salud materno-infantil y el refuerzo de la Atención Primaria de Salud, los programas de salud sexual y reproductiva, entre otras muchas acciones encaminadas a mejorar el acceso a la sanidad de la población refugiada saharaui.