Ya en los prolegómenos de la Gala de entrega de los Premios Solidarios de la ONCE de Castilla-la Mancha 2015, el presidente del en la región, , explicaba que “éste es un acto destacado dentro del ámbito social castellano-manchego para poner en valor testimonios de personas, instituciones, entidades, empresas y medios de comunicación que se comprometen de forma responsable para cuidar de las personas que, para nosotros, es fundamental porque, para la ONCE es imprescindible buscar ‘compañeros de viaje’ que nos permitan realmente amplificar nuestra labor social”.

Tal y como el propio José Martínez detallaba poco antes de comenzar la Gala de entrega de los Premios, un jurado formado por personalidades referentes en cada una de las categorías reconocidas ha escogido a estos galardonados de 2015: el Hospital Nacional de Parapléjicos de , el Catedrático y Oftalmólogo José Mª Ruiz Moreno, las empresas L’OREAL y y la , y esta casa, la del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca.

Premiados agradecidos, por el galardón (y, sobre todo, porque sea de parte de la ONCE)

Como no podía ser menos, uno a uno los protagonistas de esos reconocimientos agradecieron tal gesto hacia ellos y los compañeros que lo han hecho posible, halagado no sólo el premio en sí, sino por el hecho de recibirlo de parte de las millones de manos solidarias que, día a día, sujetan y agrandan la labor de la ONCE.

Así, el director gerente del , , resaltó que “para nosotros es un auténtico honor recibir este Premio, sobre todo porque viene de una institución como la ONCE, que es referente a nivel nacional en programas que permiten la integración y mejora de la calidad de vida de personas con discapacidad; en nuestro Hospital, durante estos 40 años, hemos trabajado por mejorar las condiciones de vida de pacientes con lesión medular, ésa es nuestra razón de ser; dedicamos este reconocimiento a nuestros profesionales (los que están y los que han estado): más de 3.500 personas que han hecho con su profesionalidad que este Hospital sea un referente no sólo a nivel nacional sino internacional”.

El director General del Grupo Multimedia de Comunicación La Cerca, , manifestó que “todo nuestro equipo está muy contento por ser éste un Premio que pone en valor criterios de justicia social, de solidaridad; se premia a personas e instituciones que velan por la discapacidad y para nosotros es un orgullo y un motivo de satisfacción que, sin duda, nos ayuda a seguir adelante y a luchar contra viento y marea persiguiendo esos objetivos de justicia social con todo lo que esté en nuestra mano a nivel informativo”.

El Catedrático y Jefe de la Unidad Clínica de Retina del Hospital General , José Mª Ruiz Moreno, aseguró que “es un Premio que te llena de satisfacción; el que una entidad como la ONCE, con enorme reconocimiento nacional e internacional (no en vano, ha recibido incluso un Premio Príncipe de ) te dé un Premio de esta calidad… enorgullece mucho y da muchísima satisfacción”.

Ignacio Mora, director de Responsabilidad Social Corporativa de L’OREAL España, comentó también que “es una enorme satisfacción haber sido reconocidos con este Premio Solidario ONCE aquí en Castilla-la Mancha porque, el gran orgullo para nosotros, es poder desarrollar cada día acciones de integración de la discapacidad a nivel laboral dentro de la Central Logística que tenemos (junto con la empresa de transporte también premiada, DHL), en la provincia de Guadalajara”.

Por su parte, , coordinadora Autonómica de Trasplantes, aseguró que “cuando te comunican que te van a dar un Premio por la labor que has realizado durante estos diez años en la Unidad… lo sentimos como un reconocimiento para todos los profesionales que la integran (y para los ciudadanos que hacen posibles los grandes resultados que estamos consiguiendo), por eso lo recojo en nombre de todos esos compañeros”.

Desde las Administraciones también se alaba el papel de la ONCE y de los premiados

Para todos ellos y, especialmente, para la ONCE, tuvo unas palabras de cariño la nueva alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, en el que era su primer acto público oficial como tal en el Teatro de Rojas: “Cuando en España se habla de integración, es imprescindible tener bien presente la labor que desde hace décadas realiza la ONCE; su empeño permitió superar antiguos y caducos esquemas de ‘beneficencia’ hacia las personas con minusvalía, abriendo mecanismos para poner a su disposición medios formativos, terapéuticos, asistenciales y laborales que les permitiesen una integración plena en nuestra sociedad; es bueno mirarnos en el espejo que esta Organización nos ofrece y también en el de aquellos a los que hoy premia”, destacaba.

También el delegado del , José Julián Gregorio, mostró su satisfacción por participar de esa tarde, sin duda, especial, entre tanta gente cuya labor por la igualdad real no dudó en resaltar: “Es un honor para mí estar aquí esta tarde ante unos Premios Solidarios de la ONCE que reconocen a quienes colaboran en la difusión de los valores que defiende esta entidad; en el galardón está implícito el trabajo a favor de la inclusión social de todos los ciudadanos por igual, la normalización, la autonomía personal, la accesibilidad universal y la vida independiente, todos esos son los valores de esta gran Organización que es la ONCE; todos tenemos un compromiso con la sociedad en la que vivimos y entre todos debemos contribuir a que en Castilla-la Mancha se continúe con la consolidación de una cultura de responsabilidad social corporativa”, defendió.

Tres pilares en el trabajo por la igualdad

Como trasfondo, en todo momento, el derecho de todos a ser igual que todos a través, por ejemplo, de avances (algunos ya dados y otros en los que hay que seguir profundizando) en tres aspectos fundamentales que la vicepresidenta de la ONCE, Patricia Sanz, resumió a la perfección.

“En el ámbito educativo –explicó-, en nuestros casi 77 años de historia (que cumpliremos el próximo diciembre) hemos avanzado significativamente hasta que, en la actualidad, más del 99% de los 7.500 alumnos con ceguera o deficiencia visual de este país estudian con enseñanzas totalmente ordinarias junto a compañeros (con otras discapacidades ya también sin ellas); el segundo aspecto fundamental es el de la inclusión laboral: es importante que estemos capacitados a nivel formativo y que tengamos un buen currículum en cuanto a conocimientos, pero lo es porque todos queremos que eso nos abra puertas en el mundo del trabajo y, afortunadamente, cada vez hay más empresas (además de la ONCE, su Fundación el Grupo ILUNION, gracias a quienes viven directa o indirectamente en este sentido más de 70.000 familias en nuestro país) que contratan a personas con discapacidad porque demostramos que, con la ayuda necesaria, en el día a día somos capaces de hacer muchas cosas”.

Como tercer criterio a destacar, Patricia Sanz subrayó el de “la accesibilidad porque, si para todos es importante avanzar en el ámbito de las nuevas tecnologías, para las personas con discapacidad es fundamental hacerlo de manera accesible (porque puede ser esa ventana que se nos abre o se nos cierra por completo al mundo)”.

Una gala dinámica, viva, sencilla y, sobre todo, muy emotiva, hizo las delicias de los presentes (que incluso palparon esa emoción hasta reflejarla, en muchos casos, en forma de lágrimas). Lágrimas que, en todo caso, hablaron de algo universal, perceptible a todos (independientemente de sus circunstancias físicas o personales). Lágrimas de SOLIDARIDAD.