Se cumplen hoy siete días desde el inicio de las marchas para exigir la derogación de la reforma de pensiones impuesta en 2013 por el PP y para que se retome el diálogo en el marco del Pacto de Toledo. El próximo lunes todas las marchas confluirán en Madrid en una gran manifestación desde Atocha hasta la Puerta del Sol, a las 11.30 horas.

Al grito de “pensiones dignas, trabajo decente” o “Montoro escucha, devuélvenos la hucha”, en Toledo una de las marchas ha partido desde Cobisa y la otra desde la urbanización , ambas han llegado al Puente de San Martín y han subido a la plaza de Zocodover, donde ha tenido lugar una asamblea.

En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario confederal de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, , ha resaltado que “nos encontramos en la ciudad donde hace 22 años se alcanzó uno de los acuerdos más importantes en la democracia, el Pacto de Toledo”.

“Durante más de veinte años el Sistema Público de Pensiones ha mantenido una posición envidiable, mejorable, pero que ha permitido resistir en la última crisis con las menores tasas de crecimiento de pobreza de las personas pensionistas”, ha remarcado.

Sin embargo, “22 años más tarde estamos en una encrucijada, las reglas del juego que se establecieron en Toledo en 1995 se rompieron en 2013 con la reforma de pensiones del PP y nos llevan a un sistema de pensiones similar al de otros países anglosajones con un nivel de cobertura muy inferior, donde se va a producir una disminución de la tasa de sustitución de las pensiones del 79% actual al 48%, y en consecuencia, el empobrecimiento de una parte creciente de la población”.

Bravo ha exigido la derogación de la reforma de pensiones de 2013 y ha emplazado principalmente al Gobierno, -también a los -, a que “asuma la responsabilidad de recuperar el diálogo social que tiene interrumpido y activar el Pacto de Toledo para conseguir de nuevo encontrar una solución viable y factible para que el sistema de pensiones se mantenga en el futuro y respete el pacto intergeneracional que lo sustenta. Las generaciones en activo financian las pensiones de quienes hoy las cobran y tienen que tener unas pensiones comparables a las que contribuyen a financiar”.

“Es posible y es el compromiso inquebrantable de las organizaciones sindicales que hemos puesto en marcha estas movilizaciones”, ha aseverado Bravo, quien ha añadido que “seguiremos adelante hasta conseguir nuestros objetivos”.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Castilla-La Mancha, de la Rosa, ha remarcado que “caminamos hacia Madrid con un objetivo muy claro, defender unas pensiones dignas, garantizar por la vía de la ley el derecho a que cualquier persona una vez finalizada su vida laboral o por alguna inclemencia en su vida pueda tener garantizada una pensión digna. Y esto es posible, nuestro sistema puede sostenerse con facilidad, pero con decisión y voluntad política”.

“Bajo un sol de justicia nos movilizamos contra las injusticias, reivindicamos trabajo decente frente a los indecentes, queremos que la movilización acabe en una mesa de negociación y en un acuerdo que garantice un derecho que es constitucional y que debería ser indiscutible”.

Asimismo, De la Rosa ha agradecido la presencia de partidos políticos progresistas, PSOE, IU y Podemos, que han estado apoyando esta marcha.

Finalmente, el secretario general de CCOO de Toledo, , ha afirmado que “vamos a defender las pensiones con uñas y dientes y lo estamos demostrando con las marchas de los pensionistas por las carreteras españolas”.

La marcha de hoy en Toledo ha coincidido con la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, así Arroyo ha incidido en que “es necesario también trabajo decente para poder tener en el futuro unas pensiones dignas, y para ello es imprescindible derogar las reformas laborales y la reforma de pensiones”.

“No podemos entender que este Gobierno, el de las amnistías fiscales a defraudadores, esté tratando así a las personas pensionistas y en desempleo. Esto no solo empezó con la reforma de 2013, sino que comenzó con el recorte de subsidios y con la obligación a las personas a tener que jubilarse ante la ausencia de empleo y de recursos”.