CCOO y UGT se han concentrado hoy en Castilla-La Mancha frente a las sedes de la patronal en la jornada de lucha y movilización en defensa de la negociación colectiva para romper la parálisis en que se encuentran las negociaciones del Acuerdo por el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), exigiendo que se garantice la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y de los derechos arrebatados por las reformas laborales. Unas 1.300 personas se han concentrado en el conjunto de la región, en las cinco capitales de provincia. Han participado principalmente quienes representan a los trabajadores y trabajadoras en las mesas de negociación de los diferentes convenios colectivos, quienes pelean por la mejora de sus condiciones de trabajo, por el incremento de sus salarios y por la recuperación y conquista de nuevos derechos.

En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario general de CCOO CLM, de la Rosa, que ha participado en la concentración de Ciudad Real frente a la sede de FECIR, ha afirmado que “hoy estamos aquí para reclamar a la patronal sentido común, diálogo y el papel que le debería corresponder, pero que no quiere cumplir”.

“Este país necesita y demanda una patronal fuerte, seria y responsable”, sin embargo, “ésta ha optado por desaparecer, por esconderse, por ser irrelevante y por situar a las y los trabajadores, a la sociedad, a las empresas y al empresariado en situaciones muy difíciles”, denuncia De la Rosa.

“Tenemos un crecimiento económico por encima del 3%, se producen más bienes y servicios que antes de que comenzara esta crisis devastadora, los beneficios empresariales son mayores que en 2008, las empresas ganan hoy 37.000 millones más que antes de la crisis, pero no hay un reparto justo de la riqueza, ésta no está llegando a los trabajadores y trabajadoras”.

La propuesta sindical que estamos planteando a la patronal CEOE es que los salarios deben crecer al menos un 3,1%, y deben crecer principalmente los salarios más bajos, que son los que han perdido mayor poder adquisitivo (hasta un 20% en los últimos años). No debe haber salarios de menos de 1.000 euros.

Además, reivindicamos proteger los incrementos salariales pactados con una cláusula de revisión salarial, algo que ha existido en todos los AENC firmados, incluso en los de la etapa de crisis. También priorizar el empleo estable, racionalizar las jornadas de trabajo, frenar la siniestralidad laboral y luchar contra la desigualdad y la discriminación por razón de género.

El secretario general de CCOO CLM ha advertido que “si la patronal se mantiene obstinada en sus posiciones, CCOO vamos a seguir dando la batalla. Si no hay acuerdo, la movilización se va a mantener en el tiempo”.

Por su parte, el secretario general de CCOO de Ciudad Real, , ha denunciado que “estamos en un momento de crecimiento económico y de los beneficios empresariales, pero el reparto de la riqueza es irregular y se está generando una importante fractura social”.

Asimismo, ha reclamado una “negociación colectiva más justa” para la provincia de Ciudad Real. “La patronal tiene que ser consciente de que para que haya recuperación tiene que hacer una subida de los salarios. Los trabajadores y trabajadoras hemos perdido mucho poder adquisitivo, haciéndonos cargo de la maldita crisis que nos vendieron como algo puntual, pero que ha venido para quedarse en un nuevo modelo que quieren implantar”.

En Albacete donde se ha celebrado primero una asamblea y a continuación la concentración ante la sede de FEDA, la secretaria general de CCOO en esta provincia, , ha remarcado que “la movilización de hoy no es una movilización más. Cada concentración, cada manifestación que hacemos es un paso adelante, es una lucha por la conquista de nuevos derechos. Además, estamos viendo y se está percibiendo que la presión social y que las personas salgamos a la calle a reivindicar nuestros derechos está dando resultados”.

“La crisis y la reforma laboral han traído consigo que las relaciones laborales en las empresas se hayan tornado más autoritarias, más individualizadas. Ahora ha llegado el momento de que los trabajadores y trabajadoras denuncien y reivindiquen sus derechos. De conseguir subidas salariales significativas, y de ganar poder adquisitivo, recuperando parte de lo perdido en estos años de dura crisis. Esta es hoy la mayor prioridad de la clase trabajadoras, para la sociedad en su conjunto y para nosotros las organizaciones sindicales”.

En Cuenca, la secretaria general de CCOO en esta provincia, Mª , en la concentración ante la sede de CEOE, ha manifestado que “estamos disputando cómo salir de la crisis. La clase empresarial hace tiempo que ha salido de la crisis, pero no ocurre lo mismo con la clase trabajadora, que sigue perdiendo poder adquisitivo y con unas condiciones laborales muy precarias”.

Mesas denuncia la actitud “egoísta, injusta y reaccionaria de la patronal que conduce a aumentar la pobreza laboral entre los trabajadores y trabajadoras” y ha advertido de que las reivindicaciones que planteamos en las diferentes mesas de negociación “son inamovibles”.

En la concentración ante la puerta de CEOE en Guadalajara, el secretario general de CCOO en la provincia, José Mª Rey, ha hecho hincapié en que “el sindicato va a continuar dando la pelea por la mejora del empleo, por la mejora de los salarios y la recuperación de los derechos laborales y sociales, porque tenemos razón, porque lo que estamos pidiendo es que se haga justicia con la clase trabajadora de esta país y con la mayoría social” En este sentido, subraya que “hay margen para subir los salarios y para mejorar las condiciones laborales y la patronal lo sabe. Es hora de que los trabajadores y trabajadoras se desprendan de la losa de la precariedad y de la devaluación de los salarios”.

Por último, frente a la sede de FEDETO en Toledo, el secretario general de CCOO de Toledo, , ha denunciado el enconamiento de la patronal en la negociación colectiva y ha exigido la derogación de la reforma laboral que “ha impuesto unas condiciones laborales y salariales que impiden que las y los trabajadores tengan condiciones de vida decentes y que ha provocado que crezca y se extienda la pobreza laboral, hipotecando además las posibilidad de crecimiento de algunos sectores productivos”.

Ha continuado reivindicando que el “sindicalismo de clase es la garantía de transformación social en este país”, advirtiendo de que vamos a continuar en la calle con la pelea, porque la movilización da sus frutos.