El secretario general de CCOO de Toledo, , ha confirmado a Efe la decisión de la Administración y se ha mostrado “contento” porque no entendían “la dureza” y “la contundencia” de la Seguridad Social en este asunto.

A su juicio, la sentencia del juzgado de lo Social número 2 de Toledo es “ejemplar”, ya que manifiesta “una gran sensibilidad”.

La jueza ordenó en su sentencia, de julio de 2017, incrementar las pensiones de orfandad del 20 al 52 % de la base reguladora con carácter retroactivo desde 2009, tras el asesinato en 2012 de la por parte del padre, condenado a quince años de cárcel.

Cada menor percibía 149 euros al mes, cantidad que la justicia ordenó que aumentara hasta los 300.

La titular del juzgado argumenta que, desde que el padre fue condenado por el asesinato de la madre de los menores en 2009, “perdió su condición de hipotético beneficiario de la pensión de viudedad”.

Por lo tanto, “la Seguridad Social, que ya no tenía que reconocer a nadie esa pensión, debió incrementar de oficio el porcentaje de la prestación de orfandad de los tres niños”.

“Lo que nos sorprendió es que la Seguridad Social interpusiera un recurso sin tener en cuenta el contexto”, ha advertido Arroyo, quien ha lamentado que esta decisión contradice el Pacto contra la Violencia de Género aprobado en el