El Área de Prevención nº 1 de Toledo da cobertura a cerca de 5.600 trabajadores del SESCAM, pertenecientes al Complejo Hospitalario de Toledo y la Gerencia de Atención Primaria y para ello cuenta, o más bien debería contar, con tres Técnicos Superiores de y un Técnico Intermedio de Prevención de Riesgos Laborales.

Pues bien: uno de los Técnicos Superiores se eliminó, otro se jubiló hace casi un año y no se ha sustituido todavía y el tercero está en situación de incapacidad temporal desde hace dos meses, quedando por tanto el Técnico Intermedio, que también está en situación incapacidad temporal.

Todo esto sin que el SESCAM haya hecho nada por solucionar este problema, pese a las múltiples quejas presentadas por los Delegados de Prevención ante la Gerencia del Complejo Hospitalario de Toledo, Coordinación Regional del , Dirección General de Recursos Humanos del SESCAM, y Salud Laboral del SESCAM y y Salud Laboral de la JCCM, demostrando de esta manera la “gran preocupación” que embarga al SESCAM por la Seguridad y la Salud de sus trabajadores.

Esta alarmante y desastrosa situación pone en grave riesgo la seguridad y la salud de todos los trabajadores del SESCAM de las Gerencias citadas, máxime cuando se acerca el verano y hay que dar cobertura a los nuevos trabajadores contratados; además se dejan de cumplir con la obligaciones que tienen las Gerencias de realizar las evaluaciones de riegos pendientes, evaluaciones de riesgos psicosociales en curso y la implantación de las correspondientes medidas preventivas, entre ellas algunas preceptivas por haber sido ordenadas por la Inspección de Trabajo. También se ha puesto en riesgo la salud de los propios Técnicos de Prevención que quedaban, pues han tenido que soportar una gran carga de trabajo al tener que asumir el trabajo de los otros dos Técnicos Superiores.

Así mismo, queremos manifestar, que cualquier problema relacionado con la Seguridad y Salud de los trabajadores derivado de esta falta del personal necesario, será responsabilidad de la empresa, en este caso el SESCAM, debido a su negligente actuación en cuanto al cumplimiento de sus obligaciones en materia de seguridad y salud de los trabajadores.

Ante esta situación, en la que el SESCAM hace oídos sordos a las demandas de los Delegados de Prevención, simplemente para que se cumpla con la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, se ha presentado denuncia a la Inspección de Trabajo para que tome las medidas oportunas para que se solucione la situación a la mayor brevedad posible, cubriendo las dos plazas de Técnico Superior que están vacantes y sustituyendo las dos plazas, una de Técnico Superior y otra de Técnico Intermedio, que están de baja.