El sindicato expuso sus propuestas para la recuperación del sector en la reunión mantenida ayer con Aurelia Sánchez y con el Director General de Mayores, Javier Pérez.

“No todos los empresarios están realizando los mismos esfuerzos por mantener la calidad asistencial y por cumplir con el convenio y los salarios de aplicación, por lo que nos parece injusto que la administración trate por igual a unos y a otros a la hora de concertar plazas públicas”

Toledo, 2 de Febrero de 2016. Por parte de CCOO, mostramos nuestra preocupación por el deterioro a nivel asistencial y por la destrucción de empleo fijo que este sector ha padecido tras cuatro largos años de recortes, materializados a través de una importante rebaja en los precios de plazas públicas, así como por la aprobación de un Decreto en el 2013 de requisitos mínimos de los centros que supuso un recorte en horas de atención médica, de enfermería, así como de fisioterapia, terapia ocupacional o incluso servicios generales (limpieza y mantenimiento).

Desde CCOO entendemos además que no todos los empresarios están realizando los mismos esfuerzos por mantener la calidad asistencial y por cumplir con el convenio y los salarios de aplicación, por lo que nos parece injusto que por parte de la administración se trate por igual a unos y a otros a la hora de concertar plazas públicas. Nuestra propuesta de cara a la negociación del próximo Acuerdo Marco con las empresas del sector en la que solicitamos participar, pasa por aplicar criterios que premien o sancionen por estos motivos.

También expusimos nuestra valoración positiva por la aprobación del nuevo catálogo de servicios a la dependencia, así como por el esfuerzo de este gobierno por dotar a los equipos de valoración de más personal técnico que afronte el gran trabajo acumulado, además de la introducción dentro del sistema de los dependientes de Grado I. Sin embargo, todavía queda un gran número de personas ya valoradas que aún no se benefician de la prestación o el recurso que tienen aprobado.

Asimismo, propusimos a la Consejera la necesidad de abrir ámbitos de interlocución a nivel provincial entre sus responsables territoriales y los nuestros, con el fin de abordar la problemática de los distintos centros de forma más cercana y concreta.

Por parte, tanto de la consejera como del director general de mayores, se mostraron abiertos al diálogo y a todas las propuestas que contribuyan a mejorar el servicio que se presta a los mayores, teniendo en cuenta que se encuentran en una etapa de ordenación del sector que les ayudará a hacer una mapa de la realidad y a ir estableciendo las medidas necesarias para recuperar la calidad asistencial y el empleo, así como a afrontar las nuevas necesidades que demandan nuestros mayores.