A preguntas de los medios, García-Page ha asegurado que el proyecto elegido será aquel “que compatibilice más accesibilidad con respeto patrimonial” destacando el “efecto positivo” de este tipo de inversiones que suponen “un antes y un después en la concepción ciudadana de su propio centro histórico y en la movilidad turística”.

El presiente castellano-manchego ha afirmado que el objetivo de su Gobierno con este proyecto es ayudar a la ciudad de Cuenca y que “lo que no se va a hacer es algo que no quieran las instituciones locales.

COLECCIÓN DE

En cuanto a la colección del filántropo Roberto Polo que llegará a Cuenca y en 2018, García-Page ha anunciado la posibilidad de que haya una exposición previa que exhiba parte de las obras que finalmente vendrán a la ciudad de Cuenca para dar a conocer “la envergadura” de la futura muestra.

El presidente castellano-manchego ha resaltado la repercusión internacional de las actuaciones de Polo y se ha mostrado convencido de que la exposición vendrá a “reforzar el papel de Cuenca en el mapa global”.