La formación recuerda que en los anteriores comicios consiguieron cerca de 300.000 votos para el Congreso y más de un millón para el . Sin embargo, no han contado con representantes en el Parlamento durante esta legislatura que ahora termina, por la “injusta” Ley Electoral.

“Habría que cambiarla”, ha denunciado Duarte, antes de criticar que no es “democrático” ni “lógico”, que “teniendo los mismos votos que el PNV ellos tengan cinco diputados” y el partido animalista “ninguno”. Además, lamenta que esta falta de representación en las cámaras les haya obligado a recorrer toda España para conseguir avales con los que poder concurrir a los nuevos comicios.

En este sentido, la portavoz de la formación ha destacado la muestra de “fuerza y crecimiento” de PACMA superando lo que ha calificado como “obstáculos impuestos por la Ley” y que, a su juicio, “sólo benefician a los partidos en el poder. “No sólo ha sido la Ley Electoral que nos ha obligado a este esfuerzo ingente. También hemos tenido otros obstáculos que no esperábamos”, ha explicado Duarte en relación a los grupos de cazadores que se manifestaron frente a los grupos de voluntarios de PACMA que recogían firmas.

UN PAÍS SIN NINGÚN TIPO DE VIOLENCIA

“Nos lo han querido poner muy difícil. Ocurrió en , en o en . Llegaron incluso a tirar mesas de firmas o amedrentar a los voluntarios. Pero no nos rendimos. Hemos alcanzado las firmas necesarias y ganado otra batalla frente a los cazadores”, ha indicado Duarte.

A través de un comunicado, recogido por Europa Press, el partido animalista explica que afronta los próximos comicios con el convencimiento de que serán “históricos” para quienes defienden a los animales. A su juicio, la ciudadanía podrá confiar en que habrá un soplo de aire fresco, de empatía y honradez para solucionar los verdaderos problemas sociales, si su formación consigue llegar al Parlamento.

Así, también destacan su defensa de un país alejado de todo tipo de violencia, ya sea física, económica o social; y sin distinción de género, origen, orientación sexual, especie o convicciones. Desde el fin de la caza o la tauromaquia, la lucha contra el cambio climático, la sanidad universal y una educación gratuita de calidad, pasando por la lucha contra la violencia machista o el acceso a la vivienda para jóvenes y personas vulnerables.

PACMA también defiende a sus candidatos, a quienes define como “personas movidas por el impulso de luchar por una sociedad mejor”. “No están ahí tras hacer una larga carrera dentro de la estructura de un partido. En la mayoría de los casos formaron parte de asociaciones animalistas o sociales y, llegado el momento, vieron necesario unirse a la revolución animalista en el único partido dispuesto a poner fin de raíz a los problemas que más les preocupan”, explica.