Toledo, 26 de noviembre de 2019.- El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural ha felicitado a Francisco Pérez Torrecilla, alcalde de Sacedón (Guadalajara), por su elección como presidente de la y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses, en sustitución de .

El Palacio de Congreso ‘El Greco’ de Toledo ha sido el espacio que hoy ha acogido la IX Asamblea General de la Federación Nacional de Asociaciones y Municipios con Centrales Hidroeléctricas y Embalses; un foro en el que ante más de 200 personas, Francisco Martínez Arroyo ha destacado que es “la primera vez” que un castellano-manchego es elegido presidente de esta federación lo que ha calificado como de “muy buena noticia” porque “nos va a permitir llevar nuestra posición en materia de agua a más lugares, visibilizar la importancia que en Castilla-La Mancha le damos al recurso y de qué manera queremos afrontar los retos futuros en los que lógicamente vamos a contar con esta federación”.

Acompañado en la clausura, entre otros, por el presidente en funciones de la Federación y Vicepresidente de la Diputación de Ourense, ; el presidente de la Diputación provincial de , ; y el secretario general de la federación, José María Agullana o el propio recién elegido presidente, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, ha resaltado que “tenemos que conseguir un Pacto Nacional en materia de agua en nuestro país y hacerlo entre todos”, y hay que hacerlo de “manera urgente” teniendo en cuenta al municipalismo y a los ciudadanos de la España interior de donde sale el agua hoy en día y de donde hace décadas se fue la gente. “Vosotros sois el poder de los municipios, el municipalismo”, ha subrayado Martínez Arroyo.

Castilla-La Mancha, ha dicho, es la comunidad autónoma donde el agua embalsada supone una parte importante de este recurso que pasa por la región, con un porcentaje más alto que la media nacional y los embalses son “evidentemente necesarios para el progreso económico”, pero siempre con las miras puestas en hacer compatible la utilización de los mismos con la actividad y la propia vida de los municipios, en el caso de la cabecera del Tajo, de los que están afectados por los pantanos de Entrepeñas y Buendía.

Nacida en 1995 de la mano de 80 municipios para reivindicar un tratamiento justo para los municipios afectados por centrales hidroeléctricas y embalses, esta federación cuenta en la actualidad con más de 650 municipios adheridos, con representatividad prácticamente en toda España.

Así, ha dicho Arroyo, esta entidad hace un papel muy importante en la negociación y la interlocución con otras administraciones y la propia .

Ante todo, ha reseñado que la Federación naciera del municipalismo, desde los propios ayuntamientos que se ven concernidos por la presencia de embalses en sus términos municipales y les ha invitado a participar en la Mesa Regional por el Agua de Castilla-La Mancha que se celebrará en diciembre y que “nos tiene que llevar a posición nacional en la materia, desde la solidaridad y el sentido común, sin maximalismos, sin exigencias, decidiendo entre todos alcanzar el reto tan necesario en nuestro país”.