En una entrevista en RNE recogida por , García-Page ha apostado que “se irá aplicando” en el caso de que su homólogo catalán, Carles Puigdemont, “confirme lo que hizo el otro día”. “Si se confirma que declaró la independencia, la democracia tiene que defenderse constitucionalmente, y para eso está el artículo 155”.

El también secretario general de los socialistas castellano-manchegos ha recordado que en Cataluña “siempre ha habido una importante mayoría nacionalista” que “tiraba de la cuerda pero no la rompía”, con una “dialéctica que no pensaba en ruptura”.

En la actualidad, ha asegurado, “y por arte de muchas circunstancias, se ha visto que ya no hay catalanistas moderados”. “Todo el mundo se ha pasado a la acera de la independencia y no hay nadie al otro lado del teléfono, que sólo se descuelga para ver cómo romper España”.

Por ello, ha dicho que “sería deseable reconstruir el espacio del nacionalismo moderado”, algo que “no se verá nunca en partidos como el PP o el PSOE”, si bien “hay espacio político” en Cataluña para los que defienden el “autogobierno”.