En un desayuno informativo, García-Page ha afirmado que “un diputado de ” puede tener “más capacidad de condicionar” que todo Aragón, por lo que ha recalcado que el “no está pensado para que cada uno arregle su negocio”, ya que “hay que hablar del conjunto” de problemas del país en la Cámara Baja.

Es el , según ha dicho, el lugar que “está previsto para negociar los intereses territoriales” de cada partido. “Este camino no es bueno, pero no por los independentistas. Estamos en permanente mercadeo y eso es peligrosísimo en su conjunto”, ha finalizado.