En una entrevista en Cero, recogida por Europa Press, García-Page ha sostenido que se debería aclarar y “dejar blanco sobre negro” que “lo que plantearon en Cataluña” los independentistas fue “un atentado grave al orden constitucional”.

“A lo mejor cabe un delito nuevo, que tenga que ver con vulneración directa orden constitucional. ¿Es urgente? En estos casos, lo que importa es que tenga el máximo consenso. No puede ser de la mitad de un país contra la otra mitad”, ha apuntado.

En este contexto, el presidente de Castilla-La Mancha ha dejado claro que la reforma del Código Penal no puede realizarse teniendo en cuenta los planteamientos que hagan “aquellos que se vayan a ver afectados con su aplicación”, como los políticos presos del ‘procés’.

“Lo que han hecho tiene gravedad y consecuencias. Si lo que se está pretendiendo es lo contrario, es aguar el concepto de sedición eso es casi como invitar a que se haga todos los fines de semana”, ha aseverado.

El propio García-Page advirtió este jueves de que “con los derechos de los españoles y con el Código Penal no se puede mercadear, porque no es una cuestión negociable”. Además, señaló que sobre la reforma de esta legislación no pueden decidir “aquellos que aún hoy siguen diciendo que, si pueden, volverán a hacer lo mismo”.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)