A preguntas de los asistentes a un desayuno informativo organizado por un diario digital, García-Page ha rechazado en todo caso pronunciarse sobre la incriminación de ‘El Bigotes’ hacia el marido de , .

“No me voy a pronunciar por respeto. No me gusta ese debate. Creo que no debo ser yo quien lo haga, porque es mi antecesora. Quiero diferenciar su papel político, con el que he sido muy duro, con el personal”, ha indicado.

Lo que sí ha exigido es que, si se demuestra que alguien “ha metido la mano”, que la justicia actúe. “Si metemos la pata nos echan de gobiernos. Si metemos la mano, con más razón. A quien lo haga, que lo metan en la cárcel”, ha dicho, añadiendo que “ya son muchos años de investigación” en torno a la financiación del PP y ya “parece razonable que se den explicaciones”.