En declaraciones a los medios antes de participar en el 4º Foro Mundial de la Alimentación ‘Los sectores agroalimentarios de la UE como líderes del futuro de la UE’ en , García-Page ha considerado que en el escenario de congelación presupuestaria que se vaticina para los próximos siete año es “determinante” que se mantengan las cantidades y los fondos asignados de la PAC.

Además, ha abogado por vincular de manera “estimulante” la producción ecológica y la protección ambiental, una propuesta que ya ha sido defendida en Castilla-La Mancha y que ha de ser “progresiva”.

También en el terreno de la producción agroalimentaria, ha insistido en la necesidad de implementar más medidas de transición ecológicas, algo que “además de ser moralmente hoy una exigencia ciudadanía y del planeta, son un anticipo de las variables de competitividad y de sostenibilidad del sector a medio y largo plazo”.

Del mismo modo, ha tenido palabras para reclamar “más Europa y más protección de sus señas de identidad”, aseverando que la única manera de conseguir volver a equilibrar el planteamiento comercial frente a los aranceles de la pasa por la fortaleza de las instituciones europeas.

EL VINO, VALOR IDENTITARIO

El presidente de Castilla-La Mancha ha expuesto su percepción sobre el vino que pasa por convertirse en un factor identitario de la UE porque “forma parte de una forma de entender la vida, y no todo se puede someter a un parámetro económico o comercial, sino que hay que valorar distintas variables de producción y que el vino se relaciones con otros productos”.

Así, ha recordado que en un contexto en el que las industrias se deslocalizan con facilidad, “el sector agroalimentario y del vino en general representa la fidelidad económica con el territorio y asienta la población”, ha apuntado, al tiempo que ha recordado que en Castilla-La Mancha si no existiera el viñedo “estaríamos hablando de un desierto”.

FORO MUNDIAL DE LA ALIMENTACIÓN

El Foro Mundial de la Alimentación reúne cada año a los responsables políticos de la UE, partes interesadas en agricultura y agroalimentación de diferentes estados miembro. La edición de este año debate sobre ‘Los sectores agroalimentarios de la UE como pioneros del futuro de la UE’ y sobre cómo dar forma a las políticas europeas que permitan liderar una transición de modelos agrícolas hacia un mayor rendimiento ambiental y económico.

En la UE existen 2,5 millones de viticultores, con 3,2 millones de hectáreas, y el tamaño medio de la explotación de un viticultor europeo es de 1,3 hectáreas. Castilla-La Mancha supone por sí sola aproximadamente el 50% de la producción vitivinícola nacional, el 14% de la europea y el 7% de la mundial. El vino forma parte inherente de su cultura y de su presentación ante el mundo.

Durante su intervención en Bruselas, el presidente regional ha estado acompañado por el consejero de Agricultura, y Desarrollo Rural, y por la eurodiputada .