A preguntas de los medios en , donde se ha reunido con el líder nacional de Ciudadanos, , García-Page se ha preguntado si alguien cree que el AVE hubiera parado en Ciudad Real, , Cuenca, Albacete o Toledo “si no hubiera habido un gobierno que se hubiera dejado los cuernos para que esto fuera así”.

De ahí que haya valorado, frente a “algunas formaciones políticas y regiones que se pasan el día reclamando sus enseñas y banderas y dilemas identitarios”, la capacidad que tuvo esta Comunidad Autónoma para que todas las capitales de la región estén comunicadas con AVE, algo para lo que hubo de mantenerse “una pelea atroz” desde este Ejecutivo, presidido entonces por , como ha rememorado.

“Hay muchas cosas que han cambiado con la autonomía, como la sanidad; si Castilla-La Mancha hubiera tenido que estar en fila india en la Castellana para pedir un hospital, ya saben lo que pasaría”, ha reseñado García-Page, que ha insistido en que “una de las cosas que, no siéndolo, ha demostrado la capacidad de la autonomía, es el AVE”.