En una entrevista con RNE recogida por , ha recalcado que por este acercamiento “en muchos ámbitos de la izquierda están hoy diciendo que ha traicionado a su ideología de partido y que hablar con el PP es pecado mortal”, pero ha subrayado que los que defienden “la cultura del acuerdo” saben que “hablar con otros no es malo”.

“Yo soy socialista convencido, tengo mis ideas, pero no soy fanático, y por lo tanto siempre estoy dispuesto a escuchar. Algunos hemos recibido críticas por manejar la concordia y el consenso. Creo que Pedro Sánchez hace lo correcto, sinceramente”, ha aseverado.

En el contexto actual, “los de arriba tienen que aplicar la Constitución con la mayor corrección y progresividad posible”, si bien “los matices serán importantes”.

ha tenido palabras para hablar del papel del PSC, destacando que “siempre ha jugado un papel bueno y determinante entre un catalanismo que buscaba irse y un nacionalismo español moderado y progresista”.