Durante su intervención en la inauguración del Foro que ha organizado el con Discapacidad (Cermi) en Castilla-La Mancha para conmemorar sus 20 años en la región, García-Page ha asegurado, al respecto de este tema, que “no podemos acostumbrarnos ni mimetizarnos con ese paisaje”.

“Lo peor que nos puede pasar como sociedad es que nos acostumbremos e interioricemos paisajísticamente al fanatismo”, ha argumentado, recordando que Europa se ha desarrollado “como la mejor experiencia humana del planeta” después de la Segunda Guerra Mundial “porque ha fabricado enormes espacios de consenso social”.

A su juicio, “la gran amenaza son los extremos”, ha manifestado, enviando un recuerdo y su pésame a las familias de los afectados y “a todos los que nos sentimos europeos”.

Al respecto, ha lamentado que la civilización esté “amenazada por cualquier tipo de fanatismo, particularmente de aquel que encima seguramente se ampara en buscar un mundo más feliz, un paraíso que, finalmente, evidentemente, no se corresponde con lo que piensa ningún credo”.