En rueda de prensa desde , ha pedido “no dejarse engañar por las cortinas de humo” del independentismo, puestas en marcha para “tapar su negligente gestión interna”.

“Es de broma que la comunidad más rica de España y con más financiación del Estado —de 62 millones— para atender a pacientes externos quieran explicar su déficit de gestión”, ha lamentado García-Page, quien ha afirmado que el atiende a 29.000 catalanes al año en centros de la región.

Con estos datos, ha pedido que “no echen las cuentas de las falsas balanzas fiscales”. “Como comprenderán, no dejaremos de atender a un señor de Cataluña en o si está enfermo. Le atenderemos como español que es”, ha indicado.