García-Page se ha referido a este fenómeno en un desayuno informativo organizado por en , cuando defendía que el PSOE está ya “a prueba” de cualquier propuesta que surja en su seno. Así ha respondido cuando se le preguntaba precisamente por la idea del expresidente de Castilla-La Barreda de ir hacia un modelo de bicefalia en el partido como el del PNV.

Sin entrar a valorar las reclamaciones de estas plataformas de críticos —que piden que el se celebre cuanto antes, cargando contra la Gestora—, el presidente castellano-manchego ha subrayado que en otros partidos, o con otras direcciones, no lo tendrían tan fácil.

Así, ha apuntado que si hubiera ocurrido en Podemos, este partido los habría “expulsado a todos”. O si hubieran surgido “hace un año y medio, la Secretaría de Organización hubiera limpiado el censo”, ha dicho, sin mencionar a quien entonces estaba al frente de estas responsabilidades en Ferraz, el líder del PSOE en , César Luena.